Crece la clonación de tarjetas con chip

En un año aumentaron denuncias en un 25 por ciento. Bandas en plásticos, el hueco.

POR:
enero 20 de 2014 - 02:27 p.m.
2014-01-20

Las tarjetas débito y crédito con chip que aún mantienen el sistema de banda siguen siendo vulnerables. El año pasado, de acuerdo con cifras de la Unidad de Delitos Informáticos de la Dijín, aumentó el hurto por medio de la clonación de datos de las tarjetas.

En total, 128 colombianos denunciaron haber sido víctimas de ese delito. Aunque la cifra no es muy alta, según dicen por el subregistro persistente, representa un 25 por ciento más que lo registrado en el 2012.

“Hace aproximadamente un mes me encontraba en mi oficina cuando un mensaje de texto en mi celular me notificó de una transacción hecha con mi tarjeta débito. Mi sorpresa fue inmensa porque revisé mi billetera y allí estaba la tarjeta. Yo no hice ninguna transacción”, dice Gustavo Páez, una de las víctimas de ese delito.

Páez, como otros usuarios que han contactado a EL TIEMPO para contar sus historias,se preguntan por qué si el sistema de chip prometió derribar uno de los delitos que más afecta a los colombianos, no ha sido suficiente.

La respuesta de la Policía, la Asobancaria y Superintendencia Financiera es que si bien hace cinco años el país inició un proceso de migración a la tecnología chip para garantizar mayor seguridad en las transacciones bancarias, ese proceso aún no ha terminado. La Superfinanciera dice que el plazo para que se complete ese proceso es diciembre de este año.

Mientras esa migración finaliza, las tarjetas que hoy usan los colombianos siguen circulando con los dos sistemas: el chip, que según expertos en seguridad internacional es “casi imposible” de clonar, y la banda, que sigue siendo el hueco por el que los delincuentes roban a los usuarios.

En Colombia, según la Superintendencia Financiera, de 29’968.024 tarjetas, el 38 por ciento son de crédito y el 62 por ciento restante, de débito. Del total de esos plásticos, la Superfinanciera calcula que un 23 por ciento aún funciona solo con banda. En cuanto a los cajeros electrónicos, 10.500 ya tienen lectores de chip, pero sigue existiendo un 20 por ciento que funciona solo con bandas.

¿Cómo roban?

Las autoridades han detectado que uno de los mecanismos por los que más se clonan tarjetas son los datáfonos, muchos de los cuales son móviles. Aunque la Superfinanciera afirma que todos los datáfonos instalados en el país (240.000) ya tienen lectores de chip, aún siguen ocurriendo situaciones en las que los vendedores pasan la tarjeta por la banda.

En el 2013. la Policía incautó 480 dispositivos usados para la clonación, y fueron detenidas 120 personas por este delito, que da penas de hasta ocho años de cárcel.

Los consejos de la Policía para evitar ser víctima de este delito es estar atento durante el pago con la tarjeta. “Si su tarjeta ya tiene el chip, cerciórese de que el vendedor inserte el plástico en el datáfono y que no la deslice. Incluso resulta sospechoso que se opte por la segunda opción porque existe la posibilidad de que el equipo esté intervenido”, explica un perito de la Policía.

Agrega que en cualquier establecimiento comercial se debe tapar siempre el teclado de los datáfonos al momento de digitar la clave.

Otra de las recomendaciones es verificar que no haya objetos extraños en las ranuras de los cajeros por donde se introducen las tarjetas, pues en ese mecanismo los delincuentes instalan microcámaras para copiar las claves y robar información contenida en la banda. “Puede resultar reiterativo, pero desconfíe. No permita la ayuda de terceros para manipular sus tarjetas”, señala un experto en seguridad.

REDACCIÓN JUSTICIA

Siga bajando para encontrar más contenido