Crece demanda de cueros latinoamericanos en China para industria automotriz

El crecimiento del mercado automotriz chino generó un salto en la demanda de cueros latinoamericanos, indicaron empresarios del sector durante la Feria del Cuero Asia-Pacífico.

Finanzas
POR:
abril 02 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-02

Gabriel Barmaimón, director comercial de Curtiembre Arlei de Argentina, uno de los líderes mundiales del sector, dijo a la AFP que una empresa de los alrededores de Shanghai que trabaja para la industria automotriz ha duplicado su demanda y podría  aún aumentarla.

"Pasó de un millón y medio (de pies cuadrados) a tres millones, y se calcula que terminará en cuatro", dijo el responsable de Arlei, que maneja entre el 6% y 7% del comercio global de cueros automotrices semiterminados, con una producción mensual de  ocho millones de pies cuadrados.

China fabricó casi catorce millones de vehículos en 2009, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, pasando a ocupar el primer puesto mundial en el sector.

La tapicería automotriz en cuero que "es de aproximadamente un 20% en Estados Unidos y Europa, en China llega al 80%," según un vocero de APLF.

Para ilustrar la preferencia china por los tapizados de cuero en sus vehículos, el vocero mostró como ejemplo "el caso del último modelo de Volvo en China, que viene con asientos de cuero como estándar." 

"Hemos visto un incremento de la producción de cuero automotriz", confirmó de su lado Gerardo Noriega, director de la curtiembre Conacur de México, en conversación con la AFP. Conacur exporta cueros vacunos en wet-blue (un tipo de proceso industrial)  a China e Italia para tapicería automotriz.

"Para finales del año pasado y lo que va de este año, para nosotros hay el 30 a 35% más de producción de lo que veníamos manejando en los últimos años," señaló Noriega, quien aclaró que alcanzó este incremento en la producción de cuero automotriz a  costa de su línea para calzado.

"Sabemos que la industria automotriz en Asia está creciendo fuerte y va a crecer más", expresó Jaime Dueñas, director general de la curtiembre Procesos Húmedos de León (México), que participó en la feria apuntando a ingresar en el mercado chino.

Sin embargo, la mayor producción de autos en China y el particular interés que tienen por los tapizados de cuero, no son las únicas causas del incremento de la demanda referido por las curtiembres latinoamericanas.

"Este año el mercado se recuperó casi en su totalidad a los niveles de 2008," afirmó Barmaimón, explicando que esto se debió no sólo a la irrupción del gigante asiático, sino también a la falta de stocks en Europa y Estados Unidos.

"Aumentó la demanda de cuero por una terrible falta de stock, porque al haberse parado la industria automotriz un año, lo que hicieron fue quedarse sin stock todas las compañías", analizó Barmaimón. 

Pero no todo es color de rosa para las curtiembres, que a su vez deben enfrentar el aumento de los precios de los cueros crudos, que representan el mayor componente de sus costos.

La oferta de cueros crudos está dictada por la faena para la alimentación y no es posible incrementar el suministro de esta materia prima.

Durante la crisis económica del año pasado, el precio mundial de referencia rondó los 30 dólares el cuero crudo (una unidad) y ahora se encuentra en 65 dólares, según informó APLF.

Para contrarrestar los efectos de las subas de precios de cueros crudos las curtiembres toman contratos a corto plazo únicamente. "Cuando el precio del cuero crudo sube semana a semana, firmar contratos largos a tres meses es terriblemente peligroso. Cuando se deben entregar los contratos, el precio subió y se pierde plata", explicó Barmaimón.