Crece la fiebre de los pulgares

Hoy en día, tener un teléfono celular significa disponer de una computadora de mano con la que se puede acceder al correo electrónico corporativo, trabajar en distintos documentos y estar en contacto con la familia, porque también se pueden enviar y recibir fotografías.

POR:
agosto 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-31

Federico Gros, director de mercadeo de Palm Latinoamérica, asegura que esas necesidades “están llevando a los ejecutivos –y a las empresas– a elegir ‘teléfonos inteligentes’ (smartphones, en inglés), ya que son compactos y cómodos y tienen todo lo que ellos necesitan en un solo producto: les permiten a los usuarios hacer llamadas, manejar el correo electrónico, enviar mensajes y transformar el tiempo ocioso en útil, mientras esperan en el aeropuerto, viajan en taxi o simplemente aguardan el comienzo de una reunión”. Según datos de la consultora Canalys, el mercado de teléfonos inteligentes creció 55 por ciento durante el segundo trimestre del 2006. En total fueron vendidos unos 18,9 millones de terminales, manteniendo el primer lugar en el mercado la finlandesa Nokia con una participación del 47,7 por ciento y 9 millones de unidades vendidas. A una distancia muy importante se sitúa el fabricante estadounidense Motorola. Posee una cuota del 8,4 por ciento y ventas de 1,5 millones, seguido de RIM (Blackberry) que ya posee el 6,2 por ciento del mercado. Sharp y Palm van empatados con un 6 por ciento de participación, mientras que HP y Dell están en la categoría de ‘otros’, sumando 25,6 por ciento del mercado. Blackberry, que en Colombia lo ofrecen Comcel y Movistar, es el teléfono más vendido, de acuerdo con la firma Gartner, principalmente por los acuerdos que el fabricante (RIM) ha cerrado con distintos operadores móviles que lo comercializan en sus planes corporativos. Esta tendencia, explica el ejecutivo de Palm, se da porque “un teléfono inteligente brinda todo lo que ellos necesitan para realizar su trabajo aún mejor y hacer que toda la organización sea más productiva. Por ello, las empresas están adquiriendo, cada vez más, este tipo de teléfonos”, agrega. La oferta en el mercado colombiano aún está en etapa embrionaria. Por ahora, ya se pueden conseguir el Treo 650, el BlackBerry 8700 y el Nokia Communicator 9300. Con estos terminales, además de poder realizar llamadas, es posible enviar mensajes de texto (SMS), usar el correo electrónico, actualizar blogs y navegar por Internet. La tendencia mundial para los dispositivos móviles es la integración de tecnologías, afirma Carlos Enrique Ortiz, editor de la revista Stylus PDA. Respecto a sistemas operativos, comenta que las cosas no están tan claras. “Nokia piensa en salir de Symbian (sistema operativo que fue producto de su alianza con Sony Ericsson, Samsung y Siemens) y le apuesta a Linux. Palm apresura sus desarrollos en Linux y libera productos con Windows Mobile Edition y ya hay grupos de interés de usuarios PocketPC que han puesto en prueba Linux en sus máquinas”, explica. ¿Por qué ‘inteligentes’ Las principales características que debe tener un teléfono para recibir este nombre son: Conectividad Proveer acceso a información importante en forma de voz, texto, imágenes, video o aplicaciones. Esta información debe poder ser compartida y almacenada en otros dispositivos, ya sea a través de infrarrojo, de funciones de sincronización, usando Bluetooth, con la computadora personal o de manera inalámbrica (WI-FI), a través de un operador de telefonía móvil. Capacidad avanzada de voz Tiene que cumplir también con funciones de voz que superen las de un celular tradicional: conferencias con múltiples usuarios, Tri-banda GSM/GPRS, para tener conexión desde cualquier parte del mundo y altavoz. Además, debe tener acceso a una agenda de contactos que almacene, incluso, hasta más de 5.000 datos, entre otras características que realmente no se encuentran hoy en los teléfonos celulares de nivel de entrada ni tampoco en los de alta gama, que no sean considerados teléfonos inteligentes. Plataforma Un teléfono inteligente puede ser utilizado en su amplia expresión cuando se cuenta con aplicaciones ricas en contenido que estén disponibles para los usuarios, de manera que puedan personalizar sus teléfonos a sus necesidades particulares. Empezando con manejo de Outlook, Word, Excel y PowerPoint, pero aún más allá con una amplia opción de software disponible. Tamaño y apariencia Un teléfono inteligente debe ser fácil de llevar en un bolsillo o en una cartera y ser atractivo como para ser llevado en la mano. Además, un factor bastante importante es la facilidad de entrada de datos. Seguramente este dispositivo debe contar con un teclado (Qwerty), el único que permite facilidad en el manejo de información con una sola mano, característica bastante importante e imprescindible en los teléfonos inteligentes. Pantalla Su pantalla debe ser más grande que las de los celulares tradicionales, de manera que las páginas web, los documentos de Word, Excel, PowerPoint, e-mail y las aplicaciones de multimedia sean fáciles de acceder y permitan plena interactividad. Fuente: PALM Más opciones Procesador y memoria Deben tener la capacidad y la potencia para video y música, amplia memoria para correr un sistema operativo (utilizando un mínimo posible de ella) y capacidades adicionales, a través de ranuras de expansión. Hoy, la más popular sigue siendo la tecnología SD/SDIO, que le permite expandir su memoria hasta 1 GB, haciendo ilimitada la funcionalidad de estos pequeños aparatos. Acceso rápido y fácil Deben proveer acceso a e-mail, SMS (mensajes cortos), SMS (mensajes multimedia, con fotos y sonido), aplicaciones de chat, acceso a la Web y, por supuesto, con facilidades para su uso y manejo. 18,9 millones de celulares inteligentes se vendieron en todo el mundo durante el segundo trimestre del 2006. De este mercado, el 47,7 por ciento es de Nokia.

Siga bajando para encontrar más contenido