Crece la oferta de galletas y pastas

Las importaciones de trigo que hicieron en el primer semestre del año empresas como Colombina, Noel, Italo y Nestlé, tuvieron un incremento del 10,2 por ciento respecto al mismo período del año pasado, al pasar de 66.106 a 72.864 toneladas.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 28 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-28

Lo que ocurre en ese sector, también se nota en la producción de pastas y harinas. En general, las importaciones de trigo se incrementaron 2,1 por ciento durante el primer semestre de este año. Es así, como pasaron de 616.938 a 629.971 toneladas. Para la Federación Nacional de Molineros, Fedemol, este aumento es la señal de “un crecimiento mayor de la producción de harina, galletas y pastas”. Otro hecho que puede demostrar la mayor actividad en estas industrias es que las compras internacionales de trigo entre noviembre y diciembre del 2005 o,se incrementaron 33 por ciento frente a los mismos meses del 2004. Según el estudio, esto lo que sugiere es un nivel de inventarios superior a comienzos del 2006 que el disponible para los primeros meses del 2005. Las bajas en la oferta y en los inventarios a nivel mundial, modificó el mapa de importaciones colombianas por países. El 28,4 por ciento del producto fue traído de Estados Unidos, en tanto que la mayoría, un 43 por ciento, proviene de Argentina. Otro 28,6 por ciento correspondió al grano canadiense. La preferencia por el grano suramericano se explica en un alto precio del producto en América del Norte. Según Fedemol, “por primera vez desde 1997, los trigos americanos representaron menos del 30 por ciento del grano consumido en el país” En cuanto a la compra de trigo nacional, en el primer semestre de este año se redujo a la mitad, al sumar 1.077 toneladas. Fedemol llama la atención de que en Tunja las compras del producto nacional crecieron 3,1 por ciento al pasar de 692 a 713 toneladas. Por su parte, las compras en Pasto registraron una disminución de 76 por ciento. Entre enero y junio del año pasado las compras de los industriales a través de Trigonal fueron de 1.511 toneladas mientras que en igual período de este año llegaron a 363 toneladas. Este panorama, aclara el gremio, debe considerarse con que el 90 por ciento de la cosecha se produce en el segundo semestre. En medio de los aumentos de la producción, a la industria molinera le preocupa que se mantenga un aumento de los costos para el segundo semestre. En el primer semestre, por ejemplo, el crecimiento fue del 14,6 por ciento para el caso de la harina de trigo. Las razones fundamentales de ese incremento son la tendencia al alza de los precios internacionales y la dinámica de la tasa de cambio.

Siga bajando para encontrar más contenido