Crece la tensión laboral en el país | Finanzas | Economía | Portafolio

Crece la tensión laboral en el país

El panorama laboral del país comenzó a complicarse como consecuencia de los ceses de actividades que realizan desde hace varios días los empleados de la justicia y los corteros de caña del Valle del Cauca.

POR:
septiembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-26

Además de los traumatismos generados por ambos movimientos de protesta, las centrales obreras aprobaron una movilización nacional que se efectuará el próximo miércoles 1 de octubre, y que tiene como objetivo solidarizarse con los trabajadores de la justicia y de los ingenios azucareros. Él presidente de la CUT, Tarsicio Mora, aseguró que la jornada de movilización busca exigirle al Gobierno que respete el derecho a la protesta sindical. Así mismo, los trabajadores del Estado acordaron ayer presentar un pliego de peticiones al Gobierno, que tiene como puntos claves que se garantice el derecho a la organización sindical y el incremento de los salarios, los cuales se han afectado por el aumento de la inflación por encima de las metas oficiales. LA JUSTICIA, EN APUROS El paro judicial que hoy cumple 24 días ha tenido un fuerte impacto en todos los sectores de la actividad del país. Como consecuencia del cese de actividades han quedado libres 1.026 personas capturadas, muchas veces en flagrancia, por vencimiento de términos, pues no hubo un juez de garantías que legalizara la captura. De igual manera, la mayoría de estas personas fue detenida especialmente por homicidios, violencia intrafamiliar, lesiones personales y hurto. De igual manera, como sustenta el Consejo Superior de la Judicatura, en las primeras tres semanas de paro se dejaron de proferir 65.000 sentencias, que afecta a unos 250 mil ciudadanos. De hecho, la suma subirá cada día que pase el cese, pues se calcula que normalmente todos los días se emiten cerca de 5.000 fallos en despachos de todo el país. Es por eso que tanto el Ministerio del Interior, como la Fiscalía y la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura emplearon varias medidas de choque para afrontar el cese de actividades que cumplirá un mes. Entre estas medidas están acciones disciplinarias contra los jueces, fiscales y funcionarios judiciales que continúen el paro. También, no se les pagará este mes de sueldo a los que participaron en el cese de actividades, promovido por el sindicato de la Rama, Asonal Judicial. En las negociaciones, el Ministerio del Interior ofreció 66.000 millones y hasta ahora se ha mantenido en esa suma. Asonal Judicial exige 250.000 millones de pesos del Gobierno para levantar el cese de actividades. La cúpula de la Justicia insiste en la necesidad de levantar el paro para evitar traumatismos. Las medidas tomadas por la Judicatura para contrarrestar el impacto del paro se están quedando cortas por el alto número de casos que hay que atender. Según la Policía, desde que se inició el paro han sido detenidas 549 personas en Bogotá, de las cuales 224 han quedado en libertad. De otro lado, la Policía de Tránsito informó que hay 600 carros que se han inmovilizados en patios de Bogotá y no se han podido entregar a sus dueños por culpa del cese de actividades en la Justicia.Se complica situación en los ingeniosCali. A las 4:05 de la mañana de ayer la Policía sorprendió a los corteros de caña que mantienen bloqueados los ingenios Providencia y Central Tumaco en el Valle del Cauca. Los enfrentamientos dejaron heridos a dos corteros y tres hombres del escuadrón antidisturbios. En el grupo de los corteros, uno resultó lesionado en el brazo y el otro tiene un golpe en el mentón, según el parte médico recibieron un golpe contundente. Ambos fueron atendidos en el Hospital de Palmira. El gobernador Juan Carlos Abadía volvió a llamar a los corteros y a Asocaña para que se sienten a dialogar, pero al cierre de esta edición la protesta continuaba. El ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, dijo que la situación en los ingenios era compleja. A parte de los 15 millones de litros de etanol que están represados, se dejan de producir 4.000 toneladas diarias de azúcar, aunque se descarta que el precio vaya a subir. “Es justo que se vele por los derechos de los trabajadores, pero otra cosa son las vías de hecho y la infiltración de fuerzas oscuras que la Fiscalía debe judicializar. Cada ingenio debe entenderse con sus respectivos corteros”, dijo Arias. Las realidades del sector de la caña de azúcar Bernardo Quintero B * Especial para PORTAFOLIO Las columnas publicadas en los últimos días me han obligado a reflexionar sobre el nivel de cumplimiento de la Responsabilidad Social que tenemos los Ingenios, que en lenguaje simple es la contribución de la empresa a la calidad de vida de las personas de su entorno, que son clientes, proveedores, colaboradores y vecinos. Los sindicatos de la industria azucarera tienen décadas de tradición, felizmente ausente de conflictos por más de 30 años, gracias a una relación constructiva y respetuosa. Este año Riopaila Castilla S.A. fue presentado como experiencia exitosa de diálogo social en el proyecto OIT-Andi. Con relación al paro de los corteros de caña, ha circulado información inexacta. En el caso de nuestra empresa, los corteros reciben en promedio, de sus cooperativas, según sea el caso, 1,8 salarios mínimos, que se compara positivamente con el 73 por ciento de los colombianos afiliados a las Cajas de Compensación Familiar, que reciben igual nivel de ingresos. Entonces, no se trata de que la industria remunere mal el corte de caña, sino que estamos dentro de la realidad nacional donde estos son los ingresos de la inmensa mayoría de los trabajadores colombianos. Al pasear los municipios de influencia, se pueden ver las obras de la empresa por todas partes: urbanizaciones, acueductos, vías, escuelas y colegios, centros recreacionales, microempresas, además de empresas proveedoras, que conjuntamente constituimos el motor económico de la región. Más conocido por el público, en Cali están por ejemplo el Parque de la Caña y La Fundación Valle del Lilli, que contaron con importantes aportes de los empresarios azucareros. Los invito a pensar en un Valle sin ingenios que compran caña e insumos, contratan corte y transporte y pagan impuestos; ¿no será que es mucho más lo que hacemos que lo que dicen que no hacemos? Por diferentes razones, los empresarios de la caña de azúcar prefirieron el bajo perfil y trabajaron en silencio por lustros. Pocos conocen sus logros y aportes a los clientes, colaboradores y a la sociedad. En conclusión, manejamos empresas responsables y respetables, pero nos irrespetan por haber trabajado en silencio. *Presidente Riopaila Castilla S.A. 1,8 salarios mínimos mensuales legales vigentes, reciben en promedio los corteros de caña de azúcar en el Valle del Cauca, es decir, un nivel similar al que obtiene el 73 por ciento de los afiliados a las cajas de compensación familiar. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido