Crece turismo vitivinícola en Argentina

Buenos Aires/AFP. El turismo enológico, que recorre los denominados Caminos del Vino de Argentina, creció 142 por ciento en los últimos cinco años e involucró a más de un millón de personas en 2008, según un pronunciamiento del sector difundido este domingo.

POR:
mayo 19 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-19

La Comisión Nacional de Turismo Vitivinícola reveló que las principales bodegas que abren sus puertas al turismo fueron recorridas en 2004 por 422.896 personas y el año pasado la cifra se disparó a 1.023.581. “Este trabajo muestra el gran dinamismo del sector turístico dentro del mundo vitivinícola. El desafío es seguir creciendo y fortaleciendo los Caminos del Vino”, resaltó Ángel Vespa, presidente de Bodegas de Argentina al presentar el informe. El crecimiento en la cantidad de visitantes, a un promedio diario de 2.804 personas, fue muy mayor en un 24 por ciento al incremento en el total de turistas extranjeros que arribaron a la Argentina en el mismo periodo, según la entidad. Mendoza, la provincia del oeste con mayor cantidad de bodegas de vino que pueden ser visitadas del país, concentra el 72 por cieno del total de ‘enoturistas’. Le siguen Salta (noroeste) con 10,3 por ciento y San Juan con 8,5 por ciento . Del total de bodegas que conforman los Caminos del Vino (actualmente 163, contra 62 en 2004), 128 pertenecen a capitales argentinos y el resto a inversiones españolas, francesas, holandesas, portuguesas, chilenas y estadounidenses, entre otros. Durante 2008, la mayoría de los turistas que se decidieron por esta opción provenían de Brasil, Estados Unidos, Chile, Canadá, Gran Bretaña y México. Además del recorrido por las instalaciones de las bodegas y la degustación de sus vinos, las empresas ofrecen distintas opciones, como cabalgatas, comidas típicas, spa, golf, museos y actividades para niños. El sector generó en los últimos años más de 480 puestos de trabajo, según la Comisión. Provincia de Mendoza, la más visitada La producción vitivinícola encontró una nueva veta y las bodegas se consolidan como centros turísticos. Mendoza tomó la iniciativa pero siguen esa senda las provincias de Salta, San Juan, La Rioja, Neuquén, Río Negro, Catamarca y Córdoba. Según datos oficiales Mendoza es el cuarto destino para los turistas extranjeros, después de Buenos Aires, Córdoba y la Patagonia. 142 por ciento creció el turismo enológico en Argentina en los últimos cinco años. El año pasado recibió más de un millón de visitantes.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido