Crecimiento no esconde las '7 plagas' que acosan al agro

El sector creció más que toda la economía, pero sus dirigentes ven que la cifra no convence. Costos, revaluación, baja rentabilidad y contrabando mantienen en aprietos los negocios del campo.

POR:
marzo 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-29

Pese a haber crecido el uno por ciento, es decir, dos veces y media más que el total de la economía colombiana durante el 2009, el sector agropecuario sigue enfrentando serios problemas para su 'despegue'.

Entre estos se cuentan: revaluación, altos costos de producción, mermas en la rentabilidad, cierre de mercado venezolano, contrabando, bajos precios de compra, escasa generación de empleo e, incluso, los tratados de libre comercio negociados por Colombia.

Incluso, el mismo índice de crecimiento es discutido por el presidente de la SAC, Rafael Mejía, quien considera que actividades como la caza, la pesca y la silvicultura no hacen un aporte significativo al progreso económico y social de la actividad agraria.

La revaluación del peso

Completa casi siete años golpeando, particularmente, a los exportadores. Cafeteros, bananeros y floricultores han visto cómo, en los últimos 15 meses por culpa de este fenómeno, han perdido el 15 por ciento de sus ingresos.

Costos de producción

Se han incrementado, en la medida que ha debido pagarse más por fertilizantes, mano de obra, impuestos prediales y servicios públicos, dice Rafael Mejía, presidente de la SAC; por ejemplo, en el caso de los primeros, 50 compañías distribuidoras de fertilizantes fueron sancionadas, por mantener precios más altos que los autorizados.

Rentabilidad del negocio

El mismo dirigente gremial y otros consultados coincidieron en afirmar que en el 2009 se presentó una merma en la rentabilidad del negocio agrario como consecuencia directa de las alteraciones del clima (lluvias intensas, veranos inclementes y heladas). Por ahora, para lo que resta del primer semestre, se espera una merma gradual del fenómeno del 'Niño' y su desaparición, una vez comience el mes de julio.

Venezuela

El cierre de ese mercado ha sido funesto para los productores (especialmente los ganaderos) en el que tenían una confianza plena. El ministro de Agricultura, Andrés Fernández, reconoció la semana pasada en un foro público, que el error fue "colocar los huevos en la misma canasta". La añeja recomendación nunca fue tenida en cuenta.

Contrabando

Para enfrentarlo, no bastó con las acciones conjuntas de productores, gremios, entidades de prevención y control y la Policía; ahora un oficial de esa institución estará dedicado exclusivamente a identificar y controlar el contrabando que ha perjudicado, de forma directa al sector arrocero que denunció la entrada ilegal de 250.000 toneladas de arroz en el 2009.

Bajos precios

La baja inflación de alimentos, beneficiosa para los consumidores, no lo es para los productores, en la medida que sus costos se incrementan y los precios de venta se mantienen o, incluso, bajan. También los arroceros han tenido que ver con este problema, pues mientras el Gobierno fija los precios de compra por resolución, las medidas no se respetan por parte de la agroindustria.

Empleo

Mientras el Dane muestra menos desempleo, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), es crítica con el tema. "La mayoría de los puestos de trabajo generados en las zonas rurales y particularmente en el sector agrario son trabajos familiares sin remuneración. Los trabajos de jornaleros y peones, que son remunerados, registraron para 2009 un descenso de 3,2 por ciento", dice un reporte que sobre el tema preparó Rafael Mejía.
Siga bajando para encontrar más contenido