"El crecimiento industrial no se ha frenado", asegura el presidente de la Andi

Luis Carlos Villegas habló con PORTAFOLIO a raíz de la presentación de los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta.

POR:
mayo 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-20

¿Qué está pasando con la industria?

Hay una tendencia del crecimiento industrial que no se ha parado. En el neto, el sector sigue arrojando resultados positivos, a pesar de las distorsiones estadísticas de marzo que tuvieron que ver con las vacaciones de Semana Santa. Como seguramente los resultados de abril serán más altos, no se pueden hacer conclusiones definitivas. Eso no quiere decir que no haya un grupo de empresas afectadas por la revaluación y de manera grave.

¿Cómo se ve el empleo?

Según los datos más recientes, el sector manufacturero está contratando más gente, con un crecimiento de 1,5 por ciento en el primer trimestre. Debo resaltar, además, que los trabajos permanentes crecieron más rápido, al 1,8 por ciento. Eso es único en el mundo de hoy. Por eso, no tengo duda de que vamos a seguir viendo caídas en las tasas de desempleo.

¿Qué actividades están en problemas?

Las que tienen una alta utilización de mano de obra y son exportadoras. Dentro de ellas están textiles, confecciones, cuero, calzado y azúcar industrializado. Eso sin hablar de algunos productos agrícolas, como las flores o el banano.

¿Qué le diría a la junta del Banco de la República con miras a la reunión del viernes próximo?

En esa reunión se debería descartar cualquier alza en las tasas de interés y comenzar el debate sobre su descenso. Si el Banco quería enfriar la economía ya lo logró y ahora debe devolverse. Creo que esa política fue exagerada y que al Banco se le fue la mano. Lo prueban los datos de inflación, que es un fenómeno mundial y no local. Eso complicó un horizonte de crecimiento que era del 8 por ciento. Yo no puedo aceptar que el potencial de la economía sea tan bajo como ellos dicen.

¿Ve la inversión cayendo?

No. El 61 por ciento de los empresarios tienen ya decididos proyectos para los próximos 12 meses. Eso significa que el clima sigue siendo bueno y que eso es lo que nos puede mantener los ritmos de crecimiento altos, siempre y cuando ese esfuerzo venga acompañado de menores tasas de interés y un gasto público moderado, para no complicar más el horizonte cambiario.

¿Cuál es la conclusión?

Que no hay que cambiar el modelo económico, porque el neto de la economía va bien. Pero hay sectores que enfrentan amenazas graves y que requieren ayudas puntuales, algunas de las cuales ya están en marcha. Esas ayudas son necesarias, así signifiquen una presión adicional sobre el gasto público.

Siga bajando para encontrar más contenido