Crecimiento será máximo de 5%

El comportamiento de la demanda doméstica será el factor clave que determine el crecimiento del país, pues mientras otros motores del PIB como las exportaciones y la inversión muestran que van a seguir estando fuertes, en el caso del consumo local las cosas no se ven claras. Así lo aseguró el subdirector de Planeación Nacional, Andrés Escobar, quien en una teleconferencia con inversionistas internacionales organizada por la firma Bulltick, aseguró que el Gobierno va a estar muy pendiente del consumo privado en el 2008 y el 2009, pues este crece por debajo de lo estimado, como consecuencia de las alzas de tasas de interés.

POR:
julio 24 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-24

Sin embargo, Escobar aseguró que el Gobierno mantiene la meta de crecimiento de 5 por ciento para este año, aunque aclaró que cuando la anunciaron creían que el dato iba estar en la parte baja de las posibilidades, “pero ahora vemos que está en la parte alta del rango”. En lo que respecta a la tasa de cambio, el funcionario dijo que a menos que ocurra un choque importante, en Planeación no prevén que en el futuro cercano se vaya a presentar una mega devaluación, “creo que estamos lejos de eso”, precisó. El argumento de Escobar es que si se analiza el índice de tasa de cambio real, que mide el Emisor desde 1994, se ve que hoy dependiendo de si se usa el Índice de Precios al Consumidor (IPC) o el Índice de Precios al Productor (IPP) la tasa de cambio está alrededor del equilibrio (que es en 100). “Desde luego ha habido una importante apreciación, si se compara con lo que pasó en el 2003, pero el problema es que en esa fecha se tenía una moneda muy sobredevaluada, así que esta apreciación es una corrección que responde a los fundamentales, pues el país de hace seis años es muy diferente al de hoy. Es muy difícil saber cuál es la tasa de cambio de equilibrio, pero un nivel de 85,5 o 75,5 es un rango posible en el que Colombia ha aprendido a trabajar, con grandes avances en productividad y en exportaciones. No vemos problemas por ese lado, además el desempleo no ha empeorado, ni las exportaciones”, aclaró. El funcionario también hizo referencia a las expectativas de inflación de su entidad, admitiendo que el rango meta establecido por el Emisor (de entre 3,5 y 4,5 por ciento) no será alcanzado este año. “Esperamos que la inflación sea más moderada en el segundo semestre y que sea de entre 6 y 6,5 por ciento para el año, de pronto un poco más, pero el Banco de la República está trabajando en eso mediante el aumento de tasas de interés”. En su concepto, aunque para el 2009 aún no se ha definido la meta, esta podría estar entre 4,5 y 5 por ciento.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido