'Crecimiento tuvo que ver con suerte', afirmó Nouriel Roubini, economista que predijo la crisis mundial

Dijo, junto a Alberto Padilla de CNN, Ricardo Ávila de PORTAFOLIO, Mauricio Rodriguez de 'Caracol' radio y Santiago Samper, que la región debe apostarle a mercado local y volcarse a integrar el sur.

POR:
mayo 19 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-19

A diferencia de otras crisis, en esta oportunidad los países emergentes -particularmente en América Latina- no llegaron mal parados. Sin embargo, Nouriel Roubini, más conocido por ser el experto que pronosticó la crisis financiera actual, considera que al menos un tercio de la situación de la región responde a un golpe de suerte, relacionado con las exportaciones y por eso, dice que en las circunstancias actuales es importante cambiar este 'motor' de crecimiento.

Este martes, en una conferencia organizada por la firma Samper Head Hunting y patrocinada por El Tiempo y PORTAFOLIO, Roubini recomendó que, en la medida en que el comercio ha sido el principal canal de contagio de la debacle financiera, los países deben abandonar el modelo de crecimiento basado en las ventas al exterior y concentrarse más en su mercado interno y en la integración con sus vecinos.

No cabe duda de que las crisis no son un tema desconocido para los emergentes. Al contrario, han logrado aprender de la experiencia en situaciones difíciles, pues en otras épocas han tenido que enfrentar este tipo de coyunturas con el viento en contra: déficit presupuestal y en la cuenta corriente, inflación alta y fuertes niveles de deuda.

Por eso, Roubini considera que estos mercados han aprendido las lecciones y por ello, han adoptado una serie de medidas encaminadas a que las economías sean mucho menos vulnerables.

Sin embargo, el experto insiste en que buena parte de la bonanza que se registró entre 2003 y 2007, en la cual los países de América Latina crecieron por encima de cuatro por ciento en promedio, responde también a un componente de buena suerte.

Como se sabe, un elemento importante que jalonó el crecimiento de muchas economías emergentes (incluyendo a Colombia) durante este lapso, tiene que ver con el incremento de las exportaciones. Por un lado, aumentó la demanda y el precio de las materias primas, con lo cual los flujos de recursos por ventas al exterior alcanzaron niveles récord.

Según el experto, a esto también se atribuye una porción importante del aumento en la inversión extranjera, pues hubo muchas empresas que quisieron aprovechar esta situación para obtener rendimientos y por eso enviaron recursos a países en la región.

La propuesta

En ese sentido, señala que el principal desafío para los próximos meses está en que las exportaciones no sean más el sustento del crecimiento en estas naciones, sino que se vuelquen más hacia el mercado interno o en una integración regional para abastecer estos mercados.

"En regiones como América Latina, hay países que tienen mercados internos de grandes dimensiones. Incluso, si los países son pequeños, debe haber más integración entre ellos, todo con el objetivo de reducir la dependencia de Estados Unidos, es decir que haya más comercio sur-sur", dice.

En este punto, vuelve a salir a flote una de las recomendaciones que desde hace tiempo está entre la agenda de los empresarios: la diversificación de mercados. La tarea no es fácil y mucho menos en estas circunstancias, pero hay que buscar oportunidades en nichos específicos.

Siga bajando para encontrar más contenido