Crisis de deuda europea 'no se debe subestimar', dice FMI; BCE mantendrá medidas excepcionales para la crisis

Dominique Strauss-Kahn, del Fondo Monetario Internacional, también hizo un llamado para terminar con la tradición de que jefes de su institución y del Banco Mundial sean europeos y estadounidenses.

POR:
diciembre 02 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-02

"No deberíamos subestimar la importancia de la crisis que, en Irlanda, proviene principalmente del sector bancario", declaró Strauss-Kahn a periodistas tras una reunión con el ministro indio de Finanzas, Pranab Mukherjee, según la agencia Dow Jones  Newswires. "Pero creo que la decisión tomada va a solucionar los problemas en el sector bancario y la economía irlandesa se va a recuperar rápidamente", añadió.

La Unión Europea (UE) aprobó el domingo un plan de rescate de 85.000 millones de euros en favor de Irlanda, con la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ante varios empresarios, el director gerente del FMI comparó la vitalidad de la economía asiática y la lenta recuperación en la zona euro, que sigue sufriendo los efectos de la crisis financiera. "La crisis en Europa sigue siendo fuerte", declaró. "La recuperación mundial avanza, pero está aún en fase de emergencia y es frágil", añadió Strauss-Kahn, que consideró también que "en algunas partes del mundo, en Asia, en Sudamérica y ciertas regiones de África, el crecimiento es bueno".

Strauss-Kahn destacó la necesidad de dar "todo el apoyo posible" al crecimiento en "las economías avanzadas" con dificultades y defendió la reciente decisión de Estados Unidos de inyectar 600.000 millones de dólares en su economía. Esa decisión fue  criticada por Alemania y por grandes países emergentes, como China y Brasil. "Si el crecimiento se estanca en Estados Unidos, las consecuencias para el resto del mundo serían enormes", adujo Strauss-Kahn.

Los países desarrollados "deben evitar los riesgos de volver a caer en un crecimiento negativo", al tiempo que adoptan medidas a medio plazo para retirar los paquetes de estímulo y reducir su deuda, agregó.

En India, el país que más crece después de China, Strauss-Kahn propuso una reforma radical de las grandes instituciones financieras multilaterales, señalando que su sucesor en el FMI, al igual que el sucesor del actual director del Banco Mundial, ya  no deberían ser un europeo y un estadounidense respectivamente, como ha ocurrido hasta ahora por un acuerdo tácito.

"El llamado acuerdo entre Estados Unidos y Europa, por el que el jefe del FMI es un europeo y el presidente del Banco Mundial un estadounidense, se ha acabado", declaró Strauss-Kahn, ex ministro francés de Finanzas que asumió el mando del Fondo en  2007. "Creo que sería justo que los próximos líderes de ambas instituciones vengan de otra parte del mundo", añadió.

Desde que ambas organizaciones fueron fundadas en 1946, los 12 presidentes del Banco Mundial fueron ciudadanos estadounidenses y los 10 directores gerentes del FMI europeos.

Pero el desplazamiento del poder económico hacia Asia, gracias a Japón, China e India, y la irrupción de grandes emergentes como Brasil, han reforzado los llamamientos a eliminar ese acuerdo informal.

A comienzos de noviembre, el consejo de administración del FMI adoptó una reforma propuesta por el G20, que dobla su capital y modifica el reparto de poderes, dando más peso a las economías emergentes.

BCE prolonga sus medidas excepcionales

El Banco Central Europeo (BCE) se mostró sensible a las tensiones actuales en la Eurozona, y decidió este jueves mantener su dispositivo de medidas excepcionales, aunque se negó a ir más allá, como reclamaban  los mercados.

El BCE decidió prolongar su dispositivo de refinanciación ilimitada a tres meses y a tasa fija para los bancos hasta finales de marzo de 2011, anunció este jueves su presidente, Jean-Claude Trichet. "Habíamos pensado volver a las subastas, pero consideramos apropiado mantener la atribución ilimitada" de liquidez, reconoció Trichet en una rueda de prensa en Fráncfort (oeste de Alemania) tras la reunión del consejo de gobernadores de la  institución.

El BCE decidió también prolongar sus operaciones de préstamo a los bancos a una semana y un mes en las mismas condiciones, que en principio debían terminar en enero, "todo el tiempo que sea necesario, y al menos hasta el 12 de abril de 2011", añadió Trichet.

Los gobernadores del instituto emisor mantuvieron sin cambios su tasa directriz de interés en 1%, el nivel más bajo de la historia del BCE, que se mantiene ahí desde mayo de 2009.

Trichet consideró que la recuperación económica en la Eurozona mantiene una dinámica "positiva", aunque con una "incertidumbre elevada". Declaró también que "el consejo de gobernadores sigue considerando las tasas directrices actuales como  apropiadas".

Los mercados y los analistas estaban muy atentos a las medidas anunciadas este jueves, en un momento en que muchos de los bancos de los países más endeudados de la eurozona dependen de la liquidez del BCE para financiarse.

Los mercados esperaban también un anuncio contundente del BCE sobre su programa de compras semanales de obligaciones públicas, para devolver la calma a los mercados y contribuir a reducir los intereses de la deuda de países como España, Portugal e  Italia, que en las últimas semanas alcanzaron niveles récord.

Siga bajando para encontrar más contenido