La crisis exige mucha más capacidad

Según el informe, en el pasado, el desafío de las empresas latinoamericanas era el acceso al capital y tecnología en un mercado dominado por compañías exportadoras del sector minero y agrícola, oligopolios y empresas bajo control gubernamental. El éxito empresarial dependía fuertemente de las acciones impulsadas por el Gobierno. Aunque el liderazgo era importante, no era imprescindible para garantizar el crecimiento y la rentabilidad corporativa.

POR:
enero 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-23

A partir de la década de 1990, se observan avances sin precedentes en la región, apoyados por la apertura de los mercados, la modernización de las economías, las inversiones en infraestructura, una mayor integración e interacción con los mercados globales, el desarrollo de los mercados financieros y de capitales locales, y la creación de grandes compañías con actuación global (las ‘multilatinas’). Como resultado, el talento y el liderazgo han empezado a surgir como factores clave para el éxito de las empresas. Sin embargo, la recesión financiera global del año 2008 ha creado nuevas prioridades y generado nuevos requerimientos en los líderes actuales. En el corto plazo, las compañías podrían preocuparse por sus resultados trimestrales, pero en el largo plazo, el diferenciador será su capacidad para identificar, desarrollar y retener al talento más calificado. El estudio revela que dicho talento continuará siendo escaso durante los próximos cinco años, constituyendo un desafío para empresas y economías dispuestas a continuar con su crecimiento y consolidación. Revertir esta tendencia depende en gran medida de las políticas gubernamentales, las estrategias de negocio y los valores culturales. HERJOS

Siga bajando para encontrar más contenido