Crisis financiera internacional puede sobrellevarse en el país: Presidente de BVC | Finanzas | Economía | Portafolio

Crisis financiera internacional puede sobrellevarse en el país: Presidente de BVC

Juan Pablo Córdoba dice que las empresas nacionales no poseen inversiones directas en las entidades extranjeras con problemas. Sin embargo, reconoce que habrá efecto secundario en el mediano plazo.

POR:
septiembre 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-23

Aunque la Bolsa de Valores de Colombia no escapa a la volatilidad frente a la crisis financiera internacional, el presidente de la entidad, Juan Pablo Córdoba, considera que el golpe no fue tan fuerte y que hay elementos para sobrellevar la situación.

La volatilidad del mercado accionario local en las últimas dos semanas muestra que nadie puede huir a la situación de lo que sucede en el mundo.

Tras el anuncio el pasado lunes de la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, la compra del Merrill Lynch por parte del Bank of America y los problemas de liquidez de la aseguradora más grande del mundo, AIG, las principales bolsas en el mundo entraron en pánico y registraron caídas entre 2,5 por ciento y 7,5 por ciento, en los días siguientes.

En Colombia, el índice general de la BVC perdió 7,78 por ciento entre lunes y miércoles, el jueves no reportó mayor variación y el viernes subió 3,55 por ciento.

Las medidas adoptadas por el gobierno estadounidense para recuperar la confianza en las entidades financieras, que incluían recursos por 700.000 millones de dólares no trajeron calma suficiente a los mercados, incluido el colombiano.

El lunes el Igbc no reportó mayor variación, pero ayer perdió 1,79 por ciento para cerrar en 9.171,15 puntos. Córdoba señala que esto se produce como consecuencia de que todos los mercados están interconectados, pero cree firmemente en que la plaza local fue una de las que menos se ha visto afectada.

"Comparado con lo que sucedió en otros países a nosotros nos fue bien", dice.

Lo que sí está claro, es que aunque Colombia no está directamente vinculada, la volatilidad se mantendrá en las próximas semanas, pues "eso no es un tema que se resuelve pronto, y por lo menos se va a tomar un año y medio", asegura.

A pesar de todo, Córdoba considera que el mercado local está preparado para enfrentar la crisis financiera. El directivo dice que "estamos lejos del núcleo de la crisis", al señalar que no hay participación directa en un escenario marcado por la pérdida de confianza en las compañías del sector financiero y en el que se ha visto un deterioro en los activos financieros de grandes entidades.

En otras palabras, las empresas colombianas no tienen inversiones directas en las entidades que se han visto en problemas y los bancos que operan localmente no se financian en el exterior, además de que el sistema financiero ha reportado un crecimiento sólido.

El presidente de la BVC considera que por ahora no existen amenazas ni factores de riesgo para el mercado colombiano. "Las autoridades financieras en Estados Unidos tienen toda la intención de tomar una serie de medidas para ayudar a recuperar la confianza y rescatar el sector".

Precisamente, la desconfianza en los inversionistas y la preocupación de las empresas por salir a flote, hace que el efecto en mercados como el colombiano pueda ser secundario.

El directivo explica que las entidades financieras que se han visto en dificultades, tanto en Estados Unidos como en Europa, estarán concentradas exclusivamente en resolver sus inconvenientes, más allá de otros factores externos.

"En la medida en que estas firmas se vean debilitadas y que su patrimonio esté comprometido se tienen que dedicar al saneamiento de sus balances y tendrán menos disposición a negociar con el exterior", sostiene.

En ese sentido, el impacto será una disminución de liquidez, crédito y atención a los mercados emergentes. 

Se aguó la fiesta 

Uno de los sinsabores que dejó la crisis, es que el mercado colombiano no pudo terminar de digerir una noticia que había esperado por mucho tiempo. Como se recuerda, el primero de septiembre el Gobierno anunció que levantaría parcialmente el control de capitales impuesto en mayo de 2007, de tal manera que la restricción no aplicaría para el mercado de renta variable.

Las acciones en Colombia tuvieron unos días de euforia, que se vieron opacadas por los anuncios frente al sector financiero en Estados Unidos.

El presidente de la Bolsa asegura que la volatilidad internacional ha afectado la confianza en general de los inversionistas extranjeros, lo cual ha impedido que se vean los efectos de esta decisión en el país.

"El paso siguiente es que el Gobierno elimine también las restricciones al mercado de renta fija", pero indica en que aún no se sabe cuándo pasará.

Una oportunidad

Recientemente, el grupo inglés Ftse, que se especializa en crear y administrar índices bursátiles in- ternacionales, anunció que pondría en observación el mercado de renta variable en Colombia, con el objetivo de decidir si se mantiene como mercado emergente o si baja de estatus a mercado de frontera.

El presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, señaló que esta decisión es una consecuencia del efecto negativo que tuvo el control de capitales.

"Es un tema muy desafortunado, conversamos con ellos en muchas oportunidades para no llegar a este punto, pero consideraron que estas medidas en un mercado no dan garantías y por eso decidieron someterlo a examen", dijo Córdoba.

En ese sentido, concluyó que en los próximos tres meses trabajarán de la mano con esta entidad para dar la confianza de que el control de capitales no se va a repetir.

Siga bajando para encontrar más contenido