Crisis frenó acceso a la banca; el reto es lograr que jóvenes aumenten su presencia en el sector

En promedio, en los departamentos el 50,4 por ciento de los usuarios de cuentas de ahorro son mujeres.

POR:
abril 28 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-28

La crisis del año pasado redujo la velocidad de acceso de la población colombiana a los productos y servicios financieros, pero a pesar de ello las mujeres no perdieron terreno frente a los hombres.

De acuerdo con la Asociación Bancaria (Asobancaria), al cierre del 2009 en la población adulta de los 32 departamentos un poco más de la mitad de los usuarios de cuentas de ahorro (50,4 por ciento) eran mujeres.

En esta clasificación, San Andrés, Casanare y Tolima son las regiones donde las mujeres están más bancarizadas, mientras el porcentaje más bajo de mujeres con cuenta de ahorro sobre la población femenina adulta total está en Vaupés y en La Guajira, con un 23 por ciento y un 26 por ciento, respectivamente.

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria, dijo que pese a los avances que se han logrado en los últimos años, los retos siguen siendo grandes, especialmente para lograr que más jóvenes tengan acceso a los productos y servicios del sector, ya que es una población con mayor capacidad y disposición para aceptar nuevas tecnologías.

En promedio, a nivel departamental, los jóvenes sólo representan el 14,1 por ciento de la población que tiene una cuenta de ahorro. Por eso, según la dirigente gremial, el país debe ser más innovador y creativo en el diseño de herramientas más sencillas y menos costosas.

Según las cifras de la Asobancaria, el año pasado el ritmo del proceso de bancarización fue bajo, pues el número de personas con al menos un producto financiero creció un 5 por ciento frente al 2008, lo que se traduce en 841.876 nuevas personas que ingresaron al sistema.

El menor ritmo se vio en una caída en los titulares de crédito, porque mientras el número de personas con cuentas de ahorro subió un 3 por ciento en el 2009, la cantidad de individuos con préstamos en el sistema financiero bajó en más de 321.000, para un descenso del 6 por ciento.

En la menor bancarización a través de los préstamos los de consumo fueron los que más bajaron, al pasar el número de clientes de 4,2 millones a 3,6 millones, para un descenso del 16 por ciento.

A su turno, el microcrédito fue el tipo de préstamo en el que más aumentó el número de personas, con un avance del 51 por ciento. Si bien durante el año pasado fue evidente la reducción en los créditos empresariales, la bancarización en este sector se dio a través de los créditos de consumo y en el microcrédito.

Siga bajando para encontrar más contenido