La crisis golpeó con fuerza a la reducción mundial de la pobreza

Washington/AFP. La crisis económica representó un duro golpe para el objetivo de reducir la pobreza extrema mundial a la mitad en 2015, que sigue reproduciéndose aunque a ritmos desiguales según la región, explicaron el viernes pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Finanzas
POR:
abril 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-26

Entre 2009 y 2015 morirán 1,2 millones de niños menores de cinco años por causas relacionadas con la crisis, y que en principio deberían haber escapado a su suerte, calculó un informe conjunto de ambas entidades. Otros 53 millones de personas engrosarán las filas de extrema pobreza, añadió el texto. “Aun así, se proyecta que la cantidad de personas en condición de extrema pobreza podría totalizar aproximadamente 920 millones dentro de cinco años, lo que representaría una clara disminución respecto de los 1.800 millones que vivían en esa condición en 1990”, explicó el texto. América Latina registra una buena tendencia: el 11,3 por ciento de su población vivía en extrema pobreza en 1990, y para 2015 se calcula que será el 5 por ciento. La peor crisis económica que vivió el mundo desde la Segunda Guerra Mundial provocó un claro frenazo a los Objetivos del Milenio, fijados originalmente en 2000, reconoció el informe. Entre esos objetivos estaba reducir a la mitad la gente que vive con menos de 1,25 dólares al día, reducir a la mitad el número de gente que vive con hambre y conseguir la plena escolarización primaria de los niños en el mundo. El retroceso de esos objetivos sociales empezó con el gran alza de los precios de los alimentos en 2008, y se aceleró fuertemente con la crisis financiera generalizada posteriormente. Pero la reacción sin precedentes de la comunidad internacional permitió frenar el desastre, añadieron los expertos. Igualmente, “los efectos podrían haber sido mucho peores si no hubiese habido mejoras en las políticas e instituciones de los países en desarrollo en los últimos 15 años”, explicó Murilo Portugal, subdirector gerente del FMI. “Si bien el cumplimiento de los objetivos sigue siendo posible en algunas regiones y países, sabemos a partir de crisis anteriores que el progreso humano tiende a bajar rápidamente en épocas malas”, añadió en rueda de prensa Justin Yifu Lin, primer economista del BM. La región que más progreso mostró, de forma espectacular, fue el Este asiático, con un 54,7 por ciento de población en extrema pobreza en 1990 y un 5,9 por ciento previsto de aquí a cinco años, es decir una reducción de casi el 95 por ciento. La media mundial de pobreza extrema será de 15 por ciento en 2015, una caída significativa respecto al 42 por ciento de 1990. 920 millones de personas viviendo en extrema pobreza habría de aquí a cinco años. Niños que mueren La mortalidad infantil se sitúa en 8 por 1.000 en épocas de aceleración del crecimiento, pero cuando se desploman las economías se sextuplica su caída: 24 por 1.000, destaca el informe conjunto del FMI y el BM.ADRVEG