Crisis hipotecaria de E.U., lo duro estaría por llegar para Colombia Expertos aseguran que la economía del país es la más vulnerable de Suramérica ante una eventual profundización de la situación estadounidense. La baja en las exportaciones a ese mercado es evidente.

Crisis hipotecaria de E.U., lo duro estaría por llegar para Colombia Expertos aseguran que la economía del país es la más vulnerable de Suramérica ante una eventual profundización de la situación estadounidense. La baja en las exportaciones a ese mercado es evidente.

POR:
noviembre 13 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-13

Edmer Tovar Martínez Editor Adjunto La economía colombiana no está blindada ante una eventual profundización de la crisis hipotecaria de Estados Unidos. En eso coinciden expertos consultados por PORTAFOLIO, quienes incluso sostienen que el país es el más vulnerable de Suramérica, en caso de que la economía estadounidense entre en recesión. Los economistas también advierten que el riesgo de un impacto negativo como consecuencia de la actual coyuntura generada por la crisis hipotecaria, no ha finalizado como indican algunos y, que por el contrario, han empezado a surgir hechos que hacen temer el desplome de la economía más poderosa del mundo: la de Estados Unidos. La opinión es unánime al señalar que el efecto sobre Colombia dependerá de la evolución de la economía norteamericana y que por ahora no hay claridad sobre qué va a pasar en el corto plazo, pues el segundo trimestre del 2007 E.U. sorprendió con un crecimiento superior al 3 por ciento, cifra que no estaba en los planes de ningún analista. “Una cosa sucederá si la crisis de E.U. es moderada y otro será el panorama sí la economía de ese país se complica”, aseguró el ex director de Planeación, Juan Carlos Echeverri. “Creo que ya estamos sufriendo los efectos de la crisis hipotecaria, porque Estados Unidos disminuyó las importaciones desde Colombia”. El ex ministro de Hacienda, Guillermo Perry, coincide en que Colombia no puede pensar que está a salvo de la amenaza que representa una crisis de E.U. y que hasta ahora solo se evidencia en el crédito hipotecario, pero que si se extiende al resto de la economía, golpeará fuertemente a los países emergentes. “Espero que no suceda nada grave, pero tampoco podemos descartar una situación de crisis profunda. La economía de E.U. aún no está a salvo y Colombia tampoco puede pensar que no le va a pasar nada”. Perry sostiene que el país es el más vulnerable de la región en caso de una eventual recesión en Estados Unidos, debido a que es la única nación de Suramérica que en esta coyuntura enfrenta un elevado déficit de cuenta corriente. Por su parte, Anoop Singh, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, destacó en un artículo de análisis escrito para este diario, la capacidad de resistencia de la región ante la turbulencia de los mercados financieros que ha afectado al mundo desde agosto, pero advirtió que esto no significa que ahora América Latina sea inmune al contagio. Sostuvo que de acuerdo con las investigaciones recientes, la región sigue siendo muy sensible a una desaceleración brusca a escala mundial, a una mayor contracción de los mercados de crédito o a un empeoramiento de los términos de intercambio. Mauricio Cabrera, consultor económico, coincide en la alta vulnerabilidad de la economía colombiana y asegura que en un momento dado, la crisis de Estados Unidos podría llevar al país incluso a una recesión. “El problema es que el Gobierno no ahorró en la época de las vacas gordas y ahora quedamos expuestos a la desaceleración de la economía norteamericana”. Germán Umaña, director del Centro de Investigaciones y Desarrollo (CID), de la Universidad Nacional señala igualmente que el defícit de cuenta corriente es el principal signo de debilidad de la economía colombiana ante la amenaza de desaceleración de E.U. “No es cierto que Colombia haya logrado hacerle el quite a la crisis de E.U.. Por el contrario, sigue expuesto y en muy alto grado”, afirma Umaña. En su opinión, las intervenciones en el mercado hechas por la Fed y el Banco Central Europeo fueron efectivas para frenar lo que se veía venir, pero no se sabe si estas medidas fueron suficientes para eliminar definitivamente el riesgo. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no ha logrado convencer a los inversores de que no hay necesidad de reducir pronto las tasas de interés. Bernanke les dijo el pasado viernes a los legisladores en Washington que los funcionarios ya esperaban que la economía se desacelerara considerablemente este trimestre, y advirtió de riesgos ascendentes de inflación. Los operadores de futuros se centraron en sus comentarios sobre crecimiento, aumentando las probabilidades de una reducción de un cuarto de punto en la tasa de referencia el próximo 11 de diciembre. La especulación podría complicar la toma de decisiones de la Reserva Federal, aumentando el riesgo de una liquidación de acciones y bonos si los funcionarios mantienen la tasa principal en 4,5 por ciento. La perspectiva de Bernanke incluyó un menor crecimiento y mayor inflación para el corto plazo. BERNANKE NO CONVENCE A INVERSORES

Siga bajando para encontrar más contenido