La crisis hipotecaria y el petróleo asustan al G-7 Los países ricos confían en que el PIB mundial seguirá creciendo a buen ritmo.

La crisis hipotecaria y el petróleo asustan al G-7 Los países ricos confían en que el PIB mundial seguirá creciendo a buen ritmo.

POR:
octubre 22 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-22

Washington. Los países ricos del G7 estimaron en Washington que el crecimiento mundial sigue fuerte, pero las turbulencias en los mercados financieros, los precios elevados del petróleo y la debilidad del mercado inmobiliario estadounidense lo impactarán. Los ministros de Finanzas y jefes de los Bancos Centrales del G7 exhortaron además a China a flexibilizar su tasa de cambio para que aumente su moneda, el yuan, frenar el aumento de sus excedentes comerciales y luchar contra la inflación en su economía. El G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Gran Bretaña) no hizo alusión en el comunicado al aumento del euro frente al dólar o a la debilidad del yen, moneda japonesa. “Reafirmamos que las tasas de cambio deben reflejar los fundamentos de la economía. Una gran volatilidad y movimientos desordenados en las tasas de cambio son indeseables para el crecimiento económico”, indicó. “Recibimos con agrado la decisión de China de incrementar la flexibilidad de su tasa de cambio, pero a la vista del creciente superávit de su cuenta corriente y la inflación doméstica, hacemos énfasis en la necesidad de permitir una apreciación acelerada de su tasa de cambio efectiva”, señaló. Con respecto a la debacle de los mercados financieros occidentales tras la crisis de los créditos hipotecarios estadounidenses, el G7 estimó que “el funcionamiento de los mercados financieros ha mejorado”. “Sólidos fundamentos mundiales e instituciones financieras capitalizadas representan una base sólida y resistente, pero un ambiente inestable probablemente se mantenga por cierto tiempo y exigirá una vigilancia cercana”, señaló. “Esperamos que los participantes de los mercados rectifiquen un número de problemas puestos en evidencia por los eventos recientes”, afirmó el G7 en su comunicado, que no propuso medidas adicionales de regulación de los mercados, prefiriendo esperar las recomendaciones del informe pedido al Foro de Estabilidad Financiera, que los debe publicar en abril de 2008. El Fondo Monetario acaba de rebajar a 4,8 por ciento su previsión de crecimiento mundial para 2008, contra 5,2 por ciento previsto anteriormente, una baja que afecta particularmente a E.U., que no debe crecer más de 1,9 por ciento el año próximo debido a la caída del sector inmobiliario. El jueves pasado en Washington, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, había llamado a una mayor coordinación internacional en materia de regulación de los mercados financieros”. Estados Unidos mantiene una actitud ambigua al pregonar las bondades de un dólar fuerte y las de un mercado libre de toda intervención, mientras que el FMI acaba de afirmar que la moneda de E.U. está sobrevaluada. AFP El secretario del Tesoro estadounidense Henry Paulson quiso dar un mensaje alentador respecto al estado de la economía mundial tras la crisis financiera de mediados de año, afirmando que las perspectivas son más bien sanas, en la reunión de ministros de Economía del G7, efectuada el pasado viernes en Washington. PERSPECTIVAS SANAS

Siga bajando para encontrar más contenido