La crisis lleva a las ciudades a tercerizar sus sistemas de tránsito

La crisis lleva a las ciudades a tercerizar sus sistemas de tránsito

POR:
julio 17 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-17

Nueva Orleans planea tercerizar casi todos los aspectos de su sistema de transporte público y ponerlo en manos de una empresa francesa, una opción que podría resultar atractiva para otras ciudades con poco efectivo que buscan recortar sus gastos sin eliminar servicios de bus o tren.

Bajo los términos de un acuerdo que se alcanzó este mes, la Autoridad Regional de Tránsito de Nueva Orleans (conocida como Norta, por su nombre en inglés) le pagará a una subsidiaria de Veolia Environnement alrededor de US$56,3 millones por año, y potencialmente US$600 millones durante la próxima década, para que financie, administre y opere las líneas de buses y tranvías de la ciudad.

El acuerdo eventualmente podría ahorrarle a Norta ¿que gasta alrededor de US$72 millones por año para poner en marcha el sistema¿ hasta 30%, afirmó el presidente del directorio, César Burgos.

"Este es un modelo que creará empleos... y creará una gran oportunidad para las ciudades", afirmó Mark Joseph, presidente ejecutivo de la unidad de transporte de Veolia.

Tercerizar puede presentar nuevos riesgos, como la salud financiera de las empresas involucradas y el potencial de una reacción fuerte si los residentes llegan a sentir que el acuerdo no responde al interés público. En el último año, problemas financieros han hecho fracasar o han retrasado acuerdos para privatizar el aeropuerto Midway de Chicago y construir un nuevo túnel hacia el puerto de Miami.

No es habitual que la agencia de tránsito de una gran ciudad en EE.UU. delegue tanto control a una empresa privada, pero el acuerdo de transporte de Nueva Orleans demuestra hasta dónde pueden llegar algunas ciudades para preservar servicios clave de cara a la recesión.

En todo Estados Unidos, los canales tradicionales de ingresos de los que dependen las agencias de tránsito están a la baja, pero el interés en los servicios de buses y trenes crece. Enfrentadas a una reducción en el presupuesto, una cantidad cada vez mayor de ciudades podría unirse a Nueva Orleans en un intento por reducir los costos al entregar el control de las operaciones de tránsito a empresas privadas que potencialmente pueden administrar los sistemas de forma más eficiente.

Funcionarios en Savannah, en el estado de Georgia, negocian con Veolia un contrato similar al de Nueva Orleans. Patrick Shay, miembro del directorio de la autoridad regional que participó en las conversaciones, afirmó que Savannah necesita ayuda en áreas que van desde el software a la administración de la cadena de provisión para mejorar su sistema de buses.

En el área de Phoenix, la nueva línea de tranvía de 32 kilómetros de Valley Metro es operada por la empresa privada Alternate Concepts Inc., y la autoridad de tránsito planea casi 60 kilómetros de nuevo servicio en los próximos años. Valley Metro ya terceriza sus servicios de bus.

Tercerizar, en particular un sistema completo como en Nueva Orleans, no funciona en todas las agencias de tránsito. En Los Ángeles, la Autoridad Metropolitana de Transporte subcontrata el servicio de 21 de sus 200 líneas de buses y consigue un ahorro de unos US$45 por hora de operación, según el vocero Rick Jager. A pesar del ahorro, Jager afirmó que la autoridad no tiene planes de tercerizar más líneas debido a que los acuerdos sindicales con su fuerza de trabajo lo impiden.

El Distrito de Transporte Regional (RTD) de Denver terceriza alrededor del 47% de su servicio de bus de rutas fijas con Veolia y First Transit Inc. Los buses operados por las empresas son casi igual de puntuales que los buses conducidos por empleados del RTD, afirmó su director general, Cal Marsella, pero los buses privados permiten ahorrar alrededor de US$30 por hora. Entre los motivos: el sueldo inicial para los conductores de bus empleados por el RTD es de US$15,49 por hora, contra US$12,25 para los que contratan las empresas privadas.

Siga bajando para encontrar más contenido