Crisis del petróleo eleva el riesgo país

Los indicadores para Colombia están en niveles que no se veían desde el 2011.

Se deteriora la percepción de los inversionistas.

Archivo particular

Se deteriora la percepción de los inversionistas.

Finanzas
POR:
enero 08 de 2015 - 12:20 a.m.
2015-01-08

La desvalorización de las acciones y de la deuda pública colombiana y el aumento en el precio del dólar, son un reflejo de que han aumentado los niveles de riesgo país.

Más allá de una percepción, es posible ver en dos indicadores cómo los inversionistas están notando más riesgos.

Uno de ellos es el Embi+ de JP Morgan, dedicado a mercados emergentes, el cual es una muestra de cuánto están exigiendo los inversionistas como sobrecosto para comprar la deuda de un país.

Allí, el riesgo país de Colombia está en 227 puntos, nivel que si bien no es alto en comparación con los que traía entre 2000 y 2011, representa un aumento de 52 puntos en un año.

De hecho, Colombia es de los países que más ha visto un deterioro en dicha percepción. Por ejemplo, si bien el indicador de Brasil es más alto (287 puntos), el aumento ha sido de 42 puntos, mientras que en México ha subido 39 puntos para ubicarse en 206, y el de Perú está en 200, que son 36 puntos más que en enero del 2014.

El otro indicador son los CDS, que además permite hacer la comparación con más países. Mientras que Colombia ha subido más de 40 puntos y está sobre los 220, Estados Unidos y los países más desarrollados de Europa han mostrado disminuciones, y la mayoría están por debajo de los 50 puntos.

Juan David Ballén, analista de la firma comisionista Casa de Bolsa, explica que estos niveles son prácticamente los mismos que se produjeron en el 2011, cuando se desató la crisis de la deuda en Europa, pero la razón ahora tiene que ver con el impacto negativo que puede tener en países como Colombia la caída en los precios de las materias primas, en particular del petróleo por el alto grado de dependencia de este producto.

Como se sabe, gran parte de las exportaciones, los ingresos fiscales y la inversión extranjera dependen del crudo.