Ante la crisis resurge la ronda de la OMC

Ante la situación mundial, son realmente esperanzadoras las positivas noticias del G-20 que acordó la creación de varios grupos de trabajo para abordar la crisis financiera. Igualmente, el grupo de dirigentes de las más importantes economías, se pronunció en temas comerciales al lograr un compromiso de no adoptar barreras frente a las exportaciones o a la inversión durante el próximo año y al enfatizar la importancia de destrabar la Ronda Doha de negociaciones con un llamado a sus Ministros de Comercio para que trabajen en este tema.

POR:
noviembre 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-21

En estos momentos más que nunca un compromiso con una liberalización comercial resulta fundamental. Sería devastador que a las negativas perspectivas sobre el desempeño de la economía mundial, se le sumara el proteccionismo. Si hay Ronda, se producirá un mayor acceso en la agricultura, en la industria y en el sector de los servicios con lo cual el escenario económico recibirá señales claras en muchas áreas que crearan un entorno más favorable que el actual para las inversiones. La inclusión de las negociaciones comerciales multilaterales en la reunión del G-20 reitera el papel que todavía se le asigna al Sistema Multilateral como canalizador de las políticas comerciales de los países. Este hecho político del fin de semana crea el espacio para una reunión ministerial antes de final del año y ya se ha mencionado el 10 de diciembre como fecha en la que podría tener lugar el encuentro. Si se logra un acuerdo, se tendría como resultado un documento con modalidades de negociación, es decir con los lineamientos que permitirían iniciar un ejercicio cuyo resultado se debería convertir en compromisos para cada país en materia de agricultura, industria y servicios. La grave crisis mundial como el elemento que impulsa hoy las negociaciones comerciales, se parece mucho a lo ocurrido en el año 2001 cuando un proceso que parecía llamado al fracaso, se convirtió en un acuerdo para lanzar la Ronda Doha del Desarrollo. Cabe preguntarse si son estos hechos, coincidencias o simplemente evidencian que solamente ante profundas amenazas sobre la estabilidad mundial se despierta un compromiso político al más alto nivel para hacer viables las negociaciones comerciales. ¿No estarían llamados los supuestos beneficiarios del libre comercio: las multinacionales, los sectores exportadores, los agricultores en el mundo en desarrollo a ser capaces de impulsar arreglos para profundizar la liberalización comercial? El hecho que no se hayan oído sus voces evidencia que no se ha logrado crear a nivel mundial una conciencia del papel del Sistema Multilateral de Comercio que haga viables las Rondas de negociación. Ahora bien, concluir que el Sistema Multilateral de Comercio como foro negociador tiene grandes limitaciones y cada vez se demora más en alcanzar los consensos es un hecho que debería abordarse en el mediano plazo. En el corto plazo, obviamente las energías de la OMC y de los responsables de los organismos que manejan la política comercial de los distintos países, se dirigirán a lograr un acuerdo a nivel técnico que recoja la voluntad política expresada el fin de semana pasado. Sin embargo, cada día resulta más urgente que la OMC pueda ser evaluada desde una perspectiva distinta cuyos parámetros superen al esquema tradicional de la regulación del comercio. Estudios recientes sobre el papel central de la infraestructura, la financiación, las certificaciones voluntarias y los problemas en materia de competencia como elementos centrales para los empresarios de carne y hueso, exigen un ejercicio de reingeniería que pueda salir de los parámetros del Acuerdo General escrito en 1947. Se podría evaluar el papel que llegaría tener la OMC frente a otros factores determinantes del comercio internacional. Para quienes somos unos convencidos de los profundos aportes del Sistema Multilateral, nos resulta muy difícil resignarnos a esperar amenazas a nivel mundial para ver avances en las negociaciones comerciales. olozano@ryo.com.co '' Si hay Ronda, se producirá un mayor acceso en la agricultura, en la industria y en el sector de los servicios.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido