Crónica de una bomba anunciada

Entre desastres naturales, la recuperación de la economía mundial y otros hechos internacionales, la amenaza nuclear iraní pasó a un segundo plano. Nuevamente, el tema se activa, al ritmo de los ataques de ese descontrolado ‘líder’ llamado Mahmoud Ahmadineyad, que con su equivalente de Libia, quien recientemente ha llamado a una yihad contra Suiza, representan la crema del autoritarismo y extremismo islámico.

POR:
marzo 04 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-04

El proceso nuclear iraní, una de las amenazas más serias que enfrenta la humanidad, sigue desarrollándose con avances y breves detenciones, frente a una comunidad internacional, con un número variable de países, que ha tratado de detenerlo con diferente determinación. Mientras terremotos, tsunamis, el calentamiento global y las crisis económicas nos desvelan, la búsqueda por parte del régimen religioso de Irán de capacidad bélica nuclear sigue su marcha, engañando al mundo entero. Las tres paquetes de sanciones aprobadas por la ONU y una cuarto que está próximo, así como la espera de que la situación interna, agravada por dichas sanciones, desestabilice al actual Gobierno y un sinnúmero de tires y aflojes con semejante oponente, lo único que ha generado hasta ahora es tiempo para que Irán se acerque más a su objetivo final. El argumento con el que hace un tiempo se tranquilizaban mutuamente quienes tenían intereses derivados de su relación con el Gobierno de Ahmadineyad, o los que no querían desestabilizar la zona o habían sido víctimas de sus amenazas, de que la posibilidad de construir una bomba estaba a quince o más años, ya hoy se ha reducido a tan solo dos, si es que la información que dicen tener es lo suficientemente completa. En un claro desafío, este fanático religioso acaba de dar una orden abierta de acelerar el proceso de enriquecimiento de uranio, elevándolo del 5 al 20 por ciento, anunciando la construcción de 10 nuevas plantas de procesamiento nuclear en este año y declarando que no negociará los “derechos obvios de la nación de Irán”. Nos viene el recuerdo reciente de las tres mil nuevas centrífugas para enriquecer uranio, peldaño anterior dentro de la escalera que sigue subiendo, después de los descansos en los que aduce querer negociar. Ello ha llevado a que el Organismo Internacional de Energía Atómica, hoy en manos del japonés Yukiya Amano, mucho más directo que su predecesor el diplomático y bastante complaciente Mohamed ElBaradei, haya presentado un informe el pasado 18 de febrero, refiriéndose no al pasado, sino al presente, en el cual se alerta sobre la búsqueda de Irán de armamento nuclear y la no cooperación y respuesta a las preguntas que esta Organización le ha hecho, y que por lo tanto, no les permite confirmar si todos los materiales nucleares son destinados a actividades pacíficas. Por su parte, Rusia habría accedido ha incrementar las sanciones e Israel, en una acción directa, ha presentado a China, el aliado de Irán por razones de abastecimiento petrolero y presencia geopolítica, un informe completo sobre su avance bélico nuclear. Estados Unidos, por su parte, ha endurecido su posición y tanto el almirante Mullen como el general Petraeus, han manifestado que todas las opciones están abiertas y que un bombardeo sería factible. No obstante, algunos manifiestan que todavía hay campo para la diplomacia, lo cual nos pone mucho más nerviosos, porque cada vez que en el pasado se ha utilizado esa frase evasiva, lo que se ha producido es espacio para la consolidación de una dictadura o de una agresión. Razón tiene Israel, país que enfrenta la verdadera amenaza –aunque los sunnitas vienen detrás– para pedir posiciones realistas y acciones efectivas e inmediatas, como las que en el pasado tuvo valientemente que aplicar a Irak y Siria por razones similares. albertosch@etb.net.co *Profesor, Universidad Sergio Arboleda " El proceso nuclear iraní sigue desarrollándose con avances y breves detenciones, frente a una comuni- dad internacional, con un número variable de países, que ha tratado de detenerlo con diferente determinación".ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido