Crudo pero bueno

La tendencia alcista en el precio del petróleo continuará favoreciendo a las economías productoras, en medio del aumento de la demanda global impulsada por los países asiáticos.

POR:
mayo 12 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-12

La fuerte caída que se registró la semana pasada podría ser positiva, pues creemos que solamente representa una corrección del aumento acelerado que se había presentado recientemente por factores geopolíticos. Un acelerado y duradero aumento en el precio del petróleo podría poner en riesgo la mejor dinámica de recuperación en los países desarrollados. Sin embargo, en el caso particular de Colombia, los beneficios deben venir acompañados de la aprobación de los proyectos de Reforma a las Regalías y de Regla Fiscal, con el fin de evitar una situación de enfermedad holandesa. La producción de petróleo en Colombia ha aumentado, y esperamos que al finalizar el 2011 se alcance una producción cercana a 1 millón bpd. Dado que Colombia es exportador neto de productos minero-energéticos, principalmente petróleo, el aumento gradual en el precio de este y de su producción, trae consigo un efecto positivo sobre la economía. Las exportaciones del sector minero-energético han venido ganando participación dentro de las totales. Esto ha estado asociado a la mayor participación de las exportaciones petroleras, que representaron el 41% de las totales en el 2010. En contraste, las importaciones petroleras (1), han venido perdiendo participación. De esta manera, las exportaciones netas de petróleo en 2010 representaron 4,9% del PIB. Al ser un exportador neto, los términos de intercambio del país, que actualmente se ubican en el máximo nivel histórico, también se ven favorecidos ante el aumento en los precios del petróleo. Una mejora en los términos de intercambio aumenta el ingreso nacional y el poder adquisitivo de los colombianos. Ante un incremento de 1% en los precios de las materias primas minero-energéticas, Colombia es uno de los países que mayor avance registraría en términos de intercambio (2): 0,36% (3), después de Venezuela, pero superior a Perú, Chile, México y Brasil. Por otro lado, los mayores precios del petróleo también benefician la entrada de IED al país debido a un mayor atractivo en la rentabilidad futura de negocios petroleros. Los flujos destinados a este sector representaron 42% de los 6,7 mil millones de dólares de IED total en el 2010, mientras que hace 10 años representaron el 20,5% de los 2,5 mil millones de dólares de IED total. Este incremento, liderado por los flujos hacia el sector petrolero, se ha dado en medio de mejoras regulatorias en torno a la IED en el país, que dan mayor claridad y confianza a los inversionistas extranjeros. Dado que el petróleo ha ganado tanta relevancia en las exportaciones netas y en la IED, es de esperar que el comportamiento de la tasa de cambio se vea altamente influenciado por la dinámica de sus precios. Un aumento en el precio del petróleo genera mayores expectativas de entrada de divisas al país por concepto de exportaciones y por flujos de IED. Efectivamente, en los últimos años se observa que ha habido una estrecha correlación entre la apreciación del peso y el incremento en los precios del petróleo. Por lo anterior, es razonable esperar que una tendencia alcista en los precios del hidrocarburo siga generando presiones revaluacionistas sobre el peso colombiano, especialmente vía IED, lo que a su vez produce un aumento en el poder adquisitivo de Colombia por productos importados. Por el lado fiscal, durante los últimos cinco años los ingresos provenientes de Ecopetrol han representado en promedio el 8% de los ingresos totales del GNC (4), constituyéndose en una fuente importante del presupuesto nacional. Para el 2011, el Gobierno estima que los ingresos provenientes de Ecopetrol ascenderán a 7,5 billones (8,7% de los ingresos totales del GNC). En el 2009 la participación del los ingresos de Ecopetrol sobre los totales del GNC se incrementó 3 pp tras un aumento de 37,8% en el precio del petróleo en el 2008, mientras que en el 2010 una caída en el precio en proporciones similares generó una caída de 7,6 pp en la participación. Un aumento en los precios del petróleo sugeriría una mejor dinámica de los ingresos fiscales, resultando en una disminución del déficit, una potencial reducción en los niveles de deuda, un fortalecimiento de la calidad crediticia del país, menos presiones al alza sobre tasas de interés, más recursos disponibles para inversión pública, y más espacio para emisiones de deuda corporativa. En conclusión, Colombia debería verse beneficiado en términos netos, por las expectativas de aumentos graduales en el precio del petróleo en el 2011. Sin embargo, el auge de este recurso natural puede generar debilidades en otros sectores de la economía, especialmente el industrial, por una apreciación excesiva del tipo de cambio. Por lo anterior, seguimos insistiendo en la importancia de que las autoridades logren la aprobación de la Regla Fiscal y la Reforma a las Regalías, que están siendo discutidas en el Congreso, con el fin de moderar la entrada de dólares al mercado cambiario local y evitar que el país se vea afectado por la enfermedad holandesa. k 1 Combustibles, lubricantes y conexos. 2 Para llevar a cabo la comparación, se empleó información comparable de las exportaciones minero energéticas del 2009, reportadas por la OMC. 3 Se toma el valor nominal de las exportaciones sobre el de las importaciones al 2009, céteris páribus, con el fin de calcular el indicador de términos de intercambio (precio de las exportaciones sobre precio de las importaciones). 4 Gobierno Nacional Central. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido