‘Crudo no convencional, clave para aumentar reservas’

Charle Gamba, presidente de la petrolera Canacol Energy, asegura que el objetivo principal de la compañía será, junto a sus socios, explotar ese tipo de petróleo.

Charle Gamba, presidente de la petrolera Canacol Energy.

Archivo Portafolio.co

Charle Gamba, presidente de la petrolera Canacol Energy.

POR:
septiembre 02 de 2013 - 11:47 p.m.
2013-09-02

¿En qué está Canacol en estos momentos?

Estamos produciendo alrededor de 10.000 barriles diarios de crudo y gas, que es un incremento de casi del 40 por ciento más que el primer trimestre de este año.

El nivel de producción está creciendo y eso es muy bueno porque el flujo de caja también lo hace. Estamos haciendo proyectos de exploración muy importantes en crudo convencional, pero tal vez lo más importante son los proyectos de crudo no Convencional.

¿Por qué destaca el crudo no convencional?

Este tipo de proyectos son nuevos en Colombia. Falta mucha tecnología en el país, pero con nuestros socios Exxon Mobil y Conoco Phillips, que tienen experiencia en el desarrollo de este tipo de recursos en Estados Unidos y Canadá, podemos ser exitosos.

Colombia tiene una vida de reservas convencionales de no más de siete años, entonces es muy importante que Canacol y otras empresas como Ecopetrol exploren este tipo de recursos. Con ellos se puede reemplazar la producción convencional y aumentar el nivel de reservas país.

¿En cuánto aumentarían esas reservas?

La vida de las reservas puede ser entre 15 y 25 años.

¿En cuánto tiempo este tipo de proyectos dará resultados?

En Estados Unidos y en Canadá, donde ya están en producción y desarrollo comercial, tomó 10 años para hacer la innovación en alta tecnología. Comenzaron como en 1999 y en el 2013 los Estados Unidos y Canadá son grandes productores de crudo y gas no convencional.

Con la tecnología que existe hoy en día, tal vez en Colombia se puedan necesitar más o menos cinco o seis años después del descubrimiento de este recurso para poder producirlo, entonces entre más rápido avancemos es mejor.

¿Es la opción para elevar reservas?

Hay tres maneras de subir las reservas de petróleo en Colombia: la primera es el recubrimiento secundario con agua, vapor o fuego como está haciendo Ecopetrol en Castilla, y Pacific en el campo Rubiales.

La segunda es la exploración de nuevos campos de crudo convencional y no convencional, y por eso es muy importante que los permisos salgan más rápido.

Es complicado esperar dos años para obtener un permiso para explorar. Cuando un país tiene reservas para siete años, no podemos esperar dos años por un permiso.

Y la tercera es la explotación de estos recursos no convencionales. Falta todavía la prueba de comercialidad de estos recursos, porque necesitamos aplicar un nivel de tecnología alta que no existe en Colombia. Los recursos existen.

¿Cómo van en hallazgos?

En octubre del año pasado tuvimos dos descubrimientos: uno, de crudo liviano convencional, en la cuenca de los Llanos, y tenemos este campo en producción con alrededor de 4.000 barriles después de siete meses del descubrimiento.

Tuvimos un descubrimiento no convencional con Exxon Mobil en el pozo de Mono Araña, que está en la cuenca del Medio Magdalena.

Encontramos una buena columna de crudo en un reservorio no convencional que se llama la Luna y con nuestros socios vamos a hacer las primeras pruebas en septiembre. Ese puede ser el primer descubrimiento de no convencional en Colombia.

Anunciamos un descubrimiento hace una semana en la cuenca de Medio Magdalena, es un pozo que se llama Oso Pardo,de crudo convencional. Tenemos una exitosa historia de exploración que estamos poniendo muy rápido en producción comercial.

¿En Oso Pardo hubo dificultades?

Tuvimos con nuestro socio Conoco Phillips el objetivo primario de buscar recursos no convencionales que están muy profundos en el pozo, y durante la perforación encontramos varias regiones inestables y no pudimos perforar en el subsuelo para cumplir este primer objetivo, pero tuvimos un buen descubrimiento de crudo liviano arriba en las arenas.

Al final no fue una dificultad…

Era una mala noticia porque no tuvimos éxito en la perforación del no convencional, pero descubrimos crudo que es comercial.

La BVC les hizo un reconocimiento por ser buenos emisores ¿Cuáles son las prácticas empresariales que los catapultaron?

Estamos listados en dos bolsas, en Colombia y en Toronto, y tenemos una meta para tener el máximo de transparencia con respecto a nuestras cifras y nuestras relaciones con los inversionistas.

Estamos supremamente felices de que exista una calificación por parte de la bolsa porque queremos estar muy abiertos a nuestros inversionistas.

¿Cuáles son las expectativas con respecto al valor de la acción?

Una de nuestras metas es tener un nivel promedio de 8.000 barriles de petróleo diarios. Estamos bien arriba de esto y somos exitosos en nuestro programa de exploración.

Entonces, los analistas que estudian la empresa calculan entre seis y ocho dólares el precio de cada acción de Canacol en el próximo año, entonces esperamos que la acción suba otro 20 por ciento al final del año, pero esto depende del mercado.

La acción está cerca de los US$ 4, ¿está subvalorada?

El valor de nuestras reservas de crudo es de más de 700 millones de dólares y tenemos una capitalización del mercado de 360 millones de dólares. Eso es un resultado del mercado.

¿Les ha afectado la salida de capitales?

Hace tres años, el 70 por ciento de nuestros inversionistas era canadiense, y ahora es menos del 30 por ciento.

Esos inversionistas salieron para los mercados internacionales a enfocarse en las petroleras que están produciendo recursos no convencionales en Canadá y en los Estados Unidos. Y con esta salida de inversiones extranjeras, todas las acciones de las empresas petroleras canadienses están cayendo aquí en Colombia.

Álvaro Lesmes

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido