El crudo precio del petróleo

Una de las características del analista económico norteamericano, Stephen Leeb, es su capacidad de anticipar el comportamiento de los mercados relacionados con el petróleo. En su libro titulado The Oil Factor publicado en el 2004, Leeb señaló que “antes de terminar la década los precios del petróleo llegarían a los tres dígitos, como mínimo a US$100 el barril”. Dicha predicción estaba basada en varios elementos técnicos, principalmente que la demanda crecía mucho más rápido que la oferta.

POR:
julio 03 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-03

La realidad muestra, que los precios del petróleo por más cumbres energéticas que se realicen y por más diplomacia estadounidense en el medio oriente, se mantendrán elevados por mucho tiempo, y quizás sea difícil volver a verlos por debajo de los US$90. Las razones del negro panorama son de distintos niveles. Por una lado, está el crecimiento de la demanda mundial. Estudios del Banco de la Reserva Federal en Dallas muestran, que al duplicarse el ingreso per cápita se duplica el consumo de petróleo. La evidencia más notoria de esta afirmación está en India y China. En el caso de China, ajustado por inflación y paridad de poder adquisitivo, el ingreso per cápita pasó de US$1.000 a US$4.000 entre 1990 y el 2005, mientras en el mismo período, el consumo de petróleo pasó de 2 a 8 millones de barriles diarios. La aparición de nuevos consumidores voraces del ‘oro negro’, ha incrementado la demanda en momentos donde la oferta se ha mantenido a paso de tortuga, en gran medida por las decisiones de la Opep. Este selecto club de trece miembros, que genera cerca del 35% del petróleo mundial ha limitado la producción, para mantener un control de los precios internacionales. Otro de los factores, que poco ayuda es el precio del dólar. Analistas como el profesor A.F. Alhajji de la Universidad de Northern Ohio, han expresado que la depreciación de la moneda estadounidense ha empeorado la situación, puesto que el petróleo se comercializa en dólares. Esto quiere decir que, mientras el dólar pierde valor frente al euro, los europeos adquieren petróleo más barato y por ende aumentan su demanda. Además, un dólar barato incentiva invertir en el mercado de futuros, creando condiciones para una fuerte especulación en busca de rentabilidad. Como complemento a los factores mencionados, está el tema de la seguridad y la geopolítica. Una tercera parte de la producción mundial y casi el 80% de las reservas probadas de petróleo, se encuentran en regiones o países con gran inestabilidad política y gran incertidumbre jurídica, donde cualquier asomo de crisis genera mayor especulación. No en vano las tensiones de E.U. con Irán, las crisis políticas en Nigeria o las decisiones del Gobierno ruso frente a inversionistas extranjeros, han precipitado reacciones alcistas. Entre tantos factores, el más obvio tiene que ver con que la demanda por el petróleo es casi adictiva, y en el corto plazo inelástica. Esto quiere decir, que aún con los precios actuales del hidrocarburo la demanda no se ha visto afectada, entre otras cosas porque no hay claros substitutos a la vista y los biocombustibles son un remedio de impacto limitado. En pocas palabras los precios del petróleo se mantendrán altos y dependerán de la buena voluntad de la Opep, el comportamiento del dólar, la estabilidad del Medio Oriente y la transición hacia otras fuentes de energía. Todo eso está por verse. '' La realidad muestra, que los precios del petróleo se mantendrán elevados por mucho tiempo.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido