El crudo retoma su senda de alzas

Los futuros del petróleo en Estados Unidos cerraron ayer al alza después de que el Gobierno anunció una caída mayor a la esperada en los inventarios de crudo, gasolina y destilados.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-10

En el aumento del precio para los contratos de los próximos meses influyó también el cierre progresivo de la producción del yacimiento Prudhoe Bay, localizado en Alaska, decretado por la multinacional británica BP. Los inventarios estadounidenses de crudo decrecieron más de lo esperado la semana pasada, en 1,1 millones de barriles. Las existencias estadounidenses de gasolina bajaron en 3,2 millones de barriles la semana anterior, por la potente demanda del verano, informó la Administración de Información de Energía. La reducción en la gasolina fue mucho mayor a la considerada por los analistas del mercado, estimada en 1,1 millones de barriles. La demanda de gasolina subió un 0,6 por ciento, cercana a su nivel récord de consumo de 9,70 millones de barriles diarios. El crudo para entregas en septiembre alcanzó al cierre de la sesión de ayer un incremento de 19 centavos, para terminar en 76,50 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex). Las ganancias, consideradas moderadas después de producirse el máximo del día en 77,40 dólares por toma de ganancias, hicieron impacto en los futuros de la gasolina y del combustible para calefacción. En Londres, el crudo Brent, que la víspera registró una marca de 78,65 dólares el barril, primero cayó por toma de ganancias, y terminó con alza de 62 centavos, para 78,17 dólares por barril. Para algunos expertos la pérdida de producción en Alaska por parte de la firma BP puede generar grandes estragos en un mercado temeroso por la escasez de suministros. De hecho, el precio del crudo retrocedió ligeramente hoy ante la esperanza de que una parte del yacimiento de Prudhoe Bay de Alaska pueda permanecer en producción. BP decidirá el próximo viernes si paraliza completamente la extracción o si continúa bombeando desde el sector oeste del campo, donde se producen 185 mil barriles por día. Por el momento, la mitad de la producción del yacimiento, una cantidad cercana a 200.000 barriles, se dejó de bombear. En cuanto a las reservas de productos destilados (fuel y gasóleo), retrocedieron 200.000 barriles a 132,4 millones de barriles, cuando los analistas esperaban un aumento de 800.000 barriles en promedio. Ahora las esperanzas para frenar las alzas están en que el mercado crea en los apoyos de países como México y Arabia que ofrecieron proveer a Estados Unidos de petróleo en caso de que se presente una necesidad urgente. Agencias

Siga bajando para encontrar más contenido