Cuba amplía los permisos para trabajar en el sector privado

El Gobierno ha autorizado diez nuevas modalidades para ejercer el empleo privado en la isla, entre las que destacan los agentes postales y de telecomunicaciones y el gestor de permutas y compraventa de viviendas.

Cuba permitirá a sus ciudadanos vender productos del sector de las telecomunicaciones.

Archivo Portafolio.co

Cuba permitirá a sus ciudadanos vender productos del sector de las telecomunicaciones.

POR:
septiembre 26 de 2013 - 04:47 p.m.
2013-09-26

La Gaceta Oficial de Cuba publicó este jueves una resolución donde se amplía la lista de actividades para ejercer el empleo privado o "cuentapropismo", como se conoce en la isla una de las principales reformas impulsadas por el presidente Raúl Castro para actualizar el modelo económico del país.

Los cambios divulgados obedecen a la "necesidad" de agregar nuevas actividades, "eliminar limitaciones" para ejercer otras y "definir mejor la denominación y el alcance" de las licencias, según explicó el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social al diario oficial 'Granma'.

Entre las novedades más destacadas para el trabajo privado destaca la legalización del "gestor de permutas y compraventa de viviendas", una actividad que de hecho se ejercía desde hace años sin permisos oficiales y que ha proliferado desde que en el 2011 el Gobierno eliminó las restricciones para que los cubanos pudieran vender y comprar viviendas de forma particular. Estos gestores inmobiliarios privados brindarán "el servicio de gestionar y coordinar la realización de permutas, compra y venta de viviendas a solicitud de los clientes", según describe la Gaceta Oficial.

También llamativa es la nueva figura del "agente de telecomunicaciones", que realizará "la promoción y venta minorista de productos y servicios de telecomunicaciones que le son proveídos de forma mayorista por ETECSA", la empresa estatal que rige el sector.

El Gobierno cubano autoriza además la existencia del "agente postal" privado que, según figura en la resolución oficial, prestará "los servicios de correo a la población" si bien deberá obtener previamente la licencia de "operador designado" que otorgan las direcciones territoriales de la Empresa de Correos de Cuba.

La actividad tanto del agente de telecomunicaciones como el postal se activará "en la medida que se implementen los sistemas de gestión aprobados a las empresas de Correos de Cuba y de Telecomunicaciones".

En cuanto al resto de nuevas modalidades de "cuentapropismo" figuran vendedores mayoristas y minoristas de productos agropecuarios (sólo en algunas provincias cubanas), anticuarios, gestor de alojamientos de alquiler o servicios de construcción y reparación de muebles, entre otros.

Por otra parte, será finalmente autorizado el ejercicio de ocho oficios cuyas licencias estaban "suspendidas" porque no existía un "mercado lícito" de materias primas y equipos, dijo Granma. Dentro de ese grupo se encontraban empleos como el de herrero, fundidor, elaborador y vendedor de artículos de mármol, y de jabón, betún y tintas.

Las nuevas disposiciones del ministerio de Trabajo y Seguridad Social han definido además con mayor precisión el alcance de algunas licencias, para evitar "deformaciones" como las ocurridas con la actividad de "modista o sastre" y "productor o vendedor de artículos varios de uso en el hogar".

La medida apunta directamente a eliminar los negocios que, respaldados en esas licencias, muchos cubanos han montado para vender ropa, zapatos, accesorios y artículos de ferretería importados o adquiridos en las tiendas minoristas estatales.

Según los últimos datos oficiales, 436.342 cubanos ejercen el empleo por cuenta propia en la isla.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido