Cuba hablará a E.U. para resolver las diferencias, pero no como país "subordinado", ni de "rodillas"

Así lo manifestó el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque, quien declaró la disposición de la isla a "conversar seriamente, si ellos lo deciden".

POR:
julio 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-04

Pero con la salvadad de que sea "en calidad de igualdad de derechos, no como país subordinado o dependiente que va ahí de rodillas a pedir perdón", dijo Pérez Roque en declaraciones difundidas por la agencia estatal cubana Prensa Latina.

La isla "conversaría como nación independiente que cumple 50 años de revolución victoriosa y que ha ganado un lugar en el mundo por su hidalguía", agregó el canciller en Isla Margarita (Venezuela), donde participa en la VII conferencia de Ministros de Información del Movimiento de Países No Alienados (NOAL).

Pérez Roque dijo que su país seguirá luchando para que "cesen las campañas de mentiras y los intentos de subversión y de aislarnos" y recordó que existen precedentes en el ofrecimiento de colaboración a Estados Unidos en "temas nobles e importantes" como la lucha contra el narcotráfico y la emigración ilegal.

"Ellos son los que tienen que decidir que curso adoptar con Cuba. Nosotros seguiremos firmes ahí, en el medio del mar Caribe y de allí no hay quien nos mueva. Como nadie nos podrá mover de nuestra determinación de ser un pueblo libre e independiente", afirmó.

El canciller destacó que Cuba "no es la que bloquea a Estados Unidos", en referencia al embargo económico que Washington mantiene desde hace más de 45 años contra la isla, ni intenta aislar, "demonizar", "mentir" y "orquestar campañas" contra el país del norte.

Sobre el próximo Gobierno de Estados Unidos, el jefe de la diplomacia cubana señaló que "aunque es muy pronto para adelantar una opinión sobre el tema, Cuba se mantiene invariable en su posición de principios".

"No sabemos cuál va a ser el próximo Gobierno y sólo hemos oído lo que los candidatos declaran en medio de una campaña que como sabemos está viciada por el dinero, la politiquería y la necesidad de captar apoyo a cualquier precio", añadió.

El 2 de diciembre de 2006, fecha en que se celebró el 50 aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el presidente cubano, Raúl Castro, ofreció a Estados Unidos resolver las diferencias en la "mesa de negociaciones".

"Sirva la oportunidad para nuevamente declarar nuestra disposición de resolver en la mesa de negociaciones el prolongado diferendo entre Estados Unidos y Cuba", dijo Raúl Castro, entonces presidente provisional del país por la convalecencia del líder cubano, Fidel Castro.

La oferta fue reiterada en julio de 2007, cuando el general Castro afirmó que "la nueva administración que surja (en E.U., tendrá que decidir) si mantiene la absurda, ilegal y fracasada política contra Cuba o acepta el ramo de olivo que tendimos".

Siga bajando para encontrar más contenido