Cuba reduce del 2,5% al 1,7% expectativa de crecimiento y anuncia medidas 'nada gratas'

El Gobierno cubano redujo las perspectivas en el segundo recorte anunciado de una previsión inicial del 6%, informó este viernes la prensa local este viernes.

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

El vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación, Marino Murillo, anunció el nuevo ajuste en un informe presentado al pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) que encabezó el miércoles el presidente del país, general Raúl Castro.    

Según datos oficiales, el crecimiento de la economía cayó del 12,5% en 2007 al 4,3% en 2008, y la primera reducción al 2,5% de la previsión para este año fue tildada de "optimista" por economistas independientes.    

El informe señala que 2010 "será igualmente difícil" para Cuba, e indica que a partir de ahora se deben cumplir "premisas" económicas como la "descentralización" de los productos y servicios "que más ingresos aportan", y garantizar que los aumentos de producción reduzcan importaciones.    

Según el comunicado divulgado por los medios cubanos, Raúl Castro, segundo secretario del PCC -el primero es aún su hermano mayor Fidel-, "alertó" sobre la importancia de que los cubanos comprendan que las medidas son "difíciles y nada gratas, pero sencillamente inaplazables".    

"La revolución está decidida a enfrentar los graves efectos negativos de la compleja situación que vive hoy la economía mundial y el derivado de nuestras propias insuficiencias", dijo el mandatario.    

El pleno del Comité Central del PCC también aprobó aplazar indefinidamente su VI Congreso, anunciado por el presidente en 2008 para fines de 2009 y que debe adoptar decisiones cruciales para el futuro de Cuba, como la continuación de Fidel Castro como primer secretario.    

El general afirmó que el pueblo "sabe crecerse ante las dificultades" y resaltó "la rápida y positiva reacción" ante las medidas adoptadas por su Gobierno en junio pasado para disminuir el consumo de energía.    

Según el comunicado, dijo que "nadie, menos aún un dirigente, tiene derecho a encerrarse en el estrecho marco del ámbito en que se desenvuelve; todo el mundo está obligado a pensar y contribuir a la solución de los problemas del país".    

También llamó a "estimular el debate y la sana discrepancia" para encontrar las mejores soluciones, y agregó que "el trabajo ideológico debe brindar argumentos sólidos, favorecer el intercambio de criterios y eliminar lo superfluo, la fanfarria y la simple repetición de consignas".    

"Cuanto se ha alcanzado en el incremento de la capacidad defensiva del país, confirma que cuando se adoptan medidas adecuadas y se controla correctamente su ejecución, se obtienen resultados", añadió el general.    

Insistió en que "el frente económico" es "esencial" para la seguridad nacional, y destacó que la producción de alimentos es un asunto de "máxima prioridad" ante los altos precios del mercado mundial y "para estar en condiciones de enfrentar situaciones aún más complejas".    

Cuba atraviesa una de las coyunturas económicas más graves del actual régimen, que cumplió 50 años en enero pasado, debido a las repercusiones de la crisis financiera global y los destrozos de 10.000 millones de dólares que dejaron en 2008 tres huracanes que azotaron la isla.    

Este sábado Raúl Castro presidirá una sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, durante la que se espera el anuncio de nuevas medidas económicas.

Siga bajando para encontrar más contenido