Cuentas claras para disfrutar

Suena obvio, pero hay que tener muy claro cuánto dinero se recibe y cuánto se gasta. Muchos llevan esas cuentas en la cabeza y tienen unos cálculos hechos a mano alzada, sin embargo, poner las cifras en blanco y negro ayuda a ser más organizado con el dinero.

POR:
enero 09 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-09

Cuando se hace un presupuesto personal o de familia se suelen dejar por fuera gastos fijos que se presentan una sola vez al año como los impuestos (casa, carro, declaración de renta), las vacaciones y cesantías de la empleada del servicio, los seguros (Soat, carro, de vida), entre otros. También se olvidan temas como el entretenimiento (cuánto me puedo gastar en rumba, por ejemplo), regalos (cumpleaños familiares, fiestas infantiles, aniversarios), mantenimiento del carro y parqueaderos. Si se es organizado, hasta alcanzaría para pensar en vacaciones, ahorro e inversiones. En caso de que los recursos escaseen, hacer cuentas permite reducir gastos que se creían necesarios. EMIMEN

Siga bajando para encontrar más contenido