Cuide la lengua para que le entiendan

Con los dobles sentidos y los significados, las palabras pueden llevarnos a insultos, confusiones, hasta propuestas indecentes.

POR:
abril 22 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-22

"Debe reescribirse el libro Nuestra lengua en ambos mundos, de Ángel Rosenblat". La frase la dice un viajero frecuente que, debido a su trabajo, visita de forma continua los países centroamericanos y los andinos.

Las razones de este viajero son miles, pues si hay algo que definitivamente le haya causado malos entendidos en cada país es el dialecto local, que difiere enormemente de uno a otro sitio a donde vaya.

Quizás, el ejemplo que más ilustra y se presta para confusiones es la palabra 'correr', en general, ir de prisa o hacer algo con rapidez. Sin embargo, en Centroamérica es echar a alguien de un sitio o de un empleo; en Suramérica, además de ir de prisa, 'correr' es hacer circular rumores o chismes entre el público.

'Córrase pa'llacito' es una frase de uso común en Colombia, en la que se pide a alguien que dé espacio, bien sea para pasar o sentarse; la misma, en España, sería la orden de eyacular lejos de uno.

Por otra parte, en Colombia nos inventamos el Pico y Placa como el horario de restricción vehicular, de acuerdo con los números de las placas de los carros, aunque un pico también puede ser la cima de una montaña.

Otra variante de pico es un beso, algo tímido, y ya costumbre de saludo que se limita a juntar las mejillas, haciendo sonar al mismo tiempo los labios imitando un beso. En Chile, la palabra no puede usarse al estilo colombiano, pues allí se refiere al órgano genital masculino o pene. En España se refiere a una inyección de heroína.

Si de ese noviazgo referido atrás se concreta en matrimonio, podrá hacer padres a la pareja de una o varias guaguas, palabra de origen quechua para designar a los infantes (bebés o niños) en Chile, Ecuador, Perú, y Bolivia.

Ahora, si la guagua aún está en el vientre materno, en Chile es un pirigüín. La misma palabra, guagua, es autobús de servicio público en Cuba, Puerto Rico y República Dominicana. Si de dejar razones se trata, entre colombianos y argentinos pueden presentarse problemas a la hora de enviarlas, pues en nuestro país, cuando se llama a un teléfono fijo y la persona no está se deja una razón, recado, mensaje o aviso.

Ahora, si un colombiano contesta una llamada desde Argentina, al que buscan no está y se pide que dejen la razón, puede que el interlocutor enfurezca, pues para los gauchos la razón es lo mismo que pedir explicación del motivo de la llamada. Algo que llama la atención, al redactar información agrícola es que en todos los países de habla hispana, la que llamamos soya en Colombia, en el resto de los países es soja, mientras que los fríjoles o granos de la cosecha son porotos en todo el mundo, menos aquí; además, ese fríjol colombiano es una judía o un fréjol en Centroamérica.

Si seguimos hablando de comida, no crea que habla 'fino' al pedir arveja en el supermercado, pues también puede comprar alverjas, las mismas que venden en Perú y que fácilmente puede confundir con chícharos o guisantes; arveja también se vende en Argentina, Chile, Bolivia y Uruguay.

En lenguaje aún más 'estirado' puede pedir petit pois en Cuba, Panamá, Dominicana y Venezuela y le darán lo mismo. Por último le recomiendo no meterse en problemas porque puede armar un quilombo en Argentina o un mierdero en Colombia.

... Y sigue el 'aplican restricciones'

¿Cuántas veces se escucha en el día la famosa frase 'aplican restricciones'? Creo que más de diez.

La fastidiosa frase de moda deriva de la adaptación del verbo aplicar, pero con el significado del inglés; en español, poner algo sobre otra cosa, puede ser poner pañitos de agua tibia sobre la piel. Vale la pena recomendarles a a los publicistas que, para sus ofertas, 'rigen restricciones'.

Por otra parte, ya nadie busca empleo, pues ahora es más sutil 'aplicar' a un cargo, debido a que en inglés, las hojas de vida se les conoce como 'application form'. Por lo anterior, es mejor postularse o candidatizarse para un empleo, pero recuerde que todo cargo 'aplican restricciones'.

Así las cosas, bien vale la pena tener a mano el diccionario, gratis y sin restricciones, en Internet.

Siga bajando para encontrar más contenido