Cumbre regional por gas boliviano

Los presidentes de Argentina, Brasil y Venezuela se reúnen hoy en Puerto Iguazú (Argentina) con el presidente de Bolivia, Evo Morales, para intentar conciliar la trama de intereses políticos y económicos afectados por la decisión boliviana de nacionalizar sus hidrocarburos.(VER MAPA)

POR:
mayo 04 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-04

La cita de los jefes de Estado fue organizada contrarreloj a petición del mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula Da Silva, alarmado por el impacto que la medida tomada por Morales tendrá en la economía brasileña, dijeron fuentes diplomáticas. Actualmente, Argentina negocia ampliar las compras de gas de Bolivia, que acaba de ser incorporada al proyecto de construir un gasoducto desde los yacimientos de Venezuela hasta territorio argentino pasando por el brasileño. Después de que Morales anunciara la nacionalización de los hidrocarburos, Lula Da Silva y su colega argentino, Néstor Kirchner, acudirán a la cita a sabiendas de que el gobernante boliviano se propone aumentar sustancialmente el precio del gas que consumen sus respectivos países, indicaron las fuentes. En este sentido, destacaron que el presidente venezolano, Hugo Chávez, aparece como el invitado con la postura más cercana a la de Evo Morales. La nacionalización de los 56 campos petroleros bolivianos, anunciada el lunes pasado, afecta de sobremanera a los negocios de petroleras extranjeras, entre ellas la hispano argentina Repsol-YPF. También se ven afectados los intereses de la petrolera estatal Petrobras, la empresa de Brasil con mayores inversiones en Bolivia, desde donde abastece al 60 por ciento del mercado brasileño de gas. El 75 por ciento del gas importado desde Bolivia es consumido por el estado de Sao Paulo, motor de la economía brasileña. Bolivia tiene hasta fin de año un acuerdo con Argentina para la provisión de hasta siete millones de metros cúbicos diarios del hidrocarburo a 3,18 dólares por BTU (Unidades Térmicas Británicas). Sin embargo, en las negociaciones para ampliar el acuerdo el gobierno de Morales propone subir el precio alrededor del 50 por ciento, hasta por lo menos cinco dólares por BTU. Bolivia abastece a cerca del cuatro por ciento del mercado argentino de gas y el gobierno de Kirchner está preocupado por los efectos que podría tener una fuerte subida del precio en la industria y la economía. Los dos países habían acordado crear una ‘comisión binacional’ para definir antes del 15 de mayo las condiciones por las que las ventas de gas boliviano aumentarán hasta 20 millones de metros cúbicos diarios. De esta ampliación del acuerdo vigente dependen inversiones por unos 1.500 millones de dólares. Efe SORPRESA DE LOS PRINCIPALES CONSUMIDORES Fuentes diplomáticas dijeron que Lula Da Silva reaccionó molesto por la decisión de Morales, en especial porque puso bajo custodia militar a los pozos y refinerías de las empresas, medida que también sorprendió a Kirchner. Varios funcionarios bolivianos han remarcado que el Gobierno de Morales respetará los acuerdos de provisión de gas a Argentina y Brasil, al mismo tiempo que advirtieron que habrá que renegociar las condiciones. Bolivia se propone concretar acuerdos de asociación con la argentina Enarsa, la venezolana Pdvsa y la mexicana Pemex, para obtener la tecnología para explotar sus yacimientos.

Siga bajando para encontrar más contenido