Dalai Lama, historia de un mensajero de la paz

Al iniciar la década de los años 30 del siglo pasado, Reting Rinpoché, el regente del Tíbet, soñó con un monasterio, una carretera, una casa con tejado azul, un perro y un pórtico con un niño sentado bajo él.

POR:
mayo 10 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-10

En 1937, unos monjes fueron enviados al Amdo (en el oriente tibetano) para encontrar al nuevo Dalai Lama y encontraron en el poblado de Takser una casa con todas aquellas condiciones. Aquella casa había sido visitada por el decimotercer Dalai Lama y ya había sido reconocido un tulku (maestro renacido) en la familia. Los monjes de la comitiva se vistieron como mercaderes, encabezados por Rinpoché, como doméstico. Pero un niño llamado Lhamo Dondhup reconoció al sirviente y dijo que era “un monje de Sera”, y además adivinó su nombre. Como es costumbre, realizaron a continuación la serie de pruebas y exámenes, incluyendo la conocida del reconocimiento de pertenencias. A los cuatro años de edad, en 1939, fue ordenado monje budista y entronizado como XIV Dalai Lama del Tíbet, cuyo nombre religioso es Jetsun Jamphel Ngawang Lobsang Yeshe Tenzin Gyatso. A causa de la invasión de la china maoísta del Tíbet tuvo que asumir el poder político a los 16 años, en 1953 y debió exilarse en 1959. Desde entonces reside en Dharamsala, en el estado de Himachal Pradesh, en el Norte de la India, donde asentó el gobierno tibetano en el exilio, reconstruyendo, con miles de compatriotas, las instituciones del Estado tibetano. Tenzin Gyatso, ha abandonado la preeminencia política tradicional y ha creado un Ministro presidente del Kashag (parlamento), elegido por sufragio universal. Tenzin Gyatso, es hoy una figura internacional que se define a sí mismo como ‘un simple monje’, viaja por todo el mundo haciendo llegar la voz del pueblo tibetano y ofreciendo las enseñanzas budistas. Reputado por su jovialidad, su estilo enérgico y profundo, y su erudición, ha dado frecuentes alocuciones públicas, que han sido transcritas en más de un centenar de libros. Por su incansable lucha para encontrar una resolución pacífica al conflicto del Tíbet y de la falta de derechos humanos en éste, le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz el 10 de diciembre de 1989. Del mongol dalai, océano, y del tibetano bla-ma, maestro espiritual. Traducido literalmente como ‘océano de sabiduría’. Este título fue forjado por el jefe mongol Altar Khan, al aceptar a Sonam Gyatso como maestro excepcional, alentando al pueblo mongol a la conversión al budismo vajrayana. En este caso, dalai era la traducción de ‘rGyam-tsho’ (Gyatso), el apellido de los dalai-lamas desde Gedun Drup. Sonam Gyatso, el primero en recibir el título, viajó a Mongolia en 1573, y allí, debido a la erudición y sabiduría demostradas, recibió del emperador Khan el título mongol de Dalai lama. Tras la muerte del Dalai Lama, el Panchen Lama se encarga de reconocer a su reencarnación, o tulku (normalmente un niño), quien pasará a ser el nuevo Dalai Lama. A su vez, el Dalai Lama debe reconocer la reencarnación del Panchen Lama tras la muerte de éste. La reencarnación directa es la forma hereditaria del título. Tras la muerte del Lama mediante una serie de señales y usos adivinatorios se escogen a uno o varios candidatos que son puestos a prueba para comprobar la sucesión. La función esencial del Dalai Lama no es el ejercicio del poder temporal ni siquiera la autoridad espiritual (aunque ambos le pertenezcan en grado prominente), sino al hecho de que es el representante sobre la tierra de un principio celestial, del cual la compasión o la misericordia es la principal característica, bajo su aspecto personal se conoce como la reencarnación de Avalokiteshvara. Llamado a la lucha pacífica en contra de la desigualdad Luego de haber recorrido varios países del continente, el Dalai Lama, llega hoy a Colombia, para hablar de paz. A su paso por Santiago de Chile, aseguró que el mundo “es más seguro ahora” que hace unas décadas y que el peligro de una guerra nuclear ha disminuido. “El mundo de hoy no es el mismo de los años 50 ó 60, cuando había dos potencias nucleares antagónicas que siempre estaban al borde de un conflicto nuclear”, aseguró. El Dalai Lama destacó el significativo e importante movimiento mundial a favor de promover la paz que ha surgido en los últimos años. “Irak muestra que desde Australia a Estados Unidos, en muchísimos países la gente salía a las calles para demostrar su oposición, eso realmente está demostrando un cambio en aras de la paz”, afirmó el líder tibetano. “Lo mismo sucede con los gobiernos totalitarios que existían en distintas partes del mundo como Chile, Filipinas y la Unión Soviética y que no cayeron por una oposición armada sino por la voluntad popular. Esos son nuevos signos”, sostuvo. También señaló que hay que oponerse a la injusticia y la desigualdad que persiste en muchos países, pero que ello no debe hacerse de una forma agresiva, sino que a través del diálogo “porque la fuerza es una mayor fuente de conflicto”. También destacó que sus propósitos son promover el respeto a los valores humanos y la búsqueda de la armonía entre las religiones, pero también manifestó preocupación por el cuidado del medio ambiente y la interacción con la ciencia moderna. Durante su visita a Lima (Perú), el Dalai Lama pidió a los habitantes de América Latina mantener el optimismo en el progreso, y aseguró que ha visto que la democracia en la región se está afianzando. El líder espiritual concluye en Colombia una gira por Brasil, Argentina, Chile y Perú. La organización de la gira señaló también que “los beneficios monetarios que se obtengan a partir de las actividades que el Dalai Lama realice en Colombia, serán íntegramente donados a instituciones de beneficencia”. " La mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro”.14Dalai Lamas han sido líderes espirituales del Tíbet desde 1391, incluido Tenzin Gyatso.

Siga bajando para encontrar más contenido