Damas, 'duras' en construcción

A través del Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria de la Construcción (FIC), Camacol Huila capacitó a un grupo de obreras que hacen parte de las más de 670 personas que en los últimos años reciben instrucción técnica sobre los diversos aspectos de la industria edificadora.

POR:
mayo 09 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-09

Las "Mujeres de Retos", como las denominan en Neiva, son 32 emprendedoras que vienen participando en capacitaciones relacionadas con el sector de la construcción: seguridad industrial, trabajo en altura, acabados, enchapes y mampostería estructural. Algunas de ellas son madres cabeza de familia que, con el apoyo de las empresas constructoras, Sena, Camacol Huila y las sociedades de ingenieros y arquitectos del departamento, están vinculadas laboralmente en proyectos de vivienda, estudiando o desarrollando sus propias iniciativas relacionadas con el sector de la construcción. Mano especializada De acuerdo con Diego Ospina Duque, integrante de la junta directiva nacional de Camacol, el propósito es empezar a especializar la mano de obra que hay en el sector porque, si bien es cierto que se genera mucho empleo y esto ayuda al desarrollo de la región, también hay una brecha "grande" en lo relacionado con la alfabetización y capacitación. "Hemos hecho varios acercamientos institucionales importantes. A partir del 2008 se empezó a desarrollar un equipo de trabajo para disminuir esa brecha de capacitación y por eso nació el tema de 'Mujeres de Retos'", afirma Ospina. El directivo señaló que actualmente estas emprendedoras laboran en los múltiples proyectos que se están desarrollando en la ciudad y tienen una buena aceptación de trabajo en las obras en las que participan por estos días. Todas las garantías Por su parte, Johana González, gerenta de la Cámara Colombiana de la Construcción capítulo Huila, sostuvo que en esta iniciativa de responsabilidad social empresarial, el compromiso de Camacol consiste en capacitarlas, pagarles un seguro, brindarles seguridad social, entregarles dotación y un bono de subsistencia. La ejecutiva añadió que durante el desarrollo de la primera fase del macroproyecto de 5.000 viviendas en Neiva, denominado Bosques de San Luis, ellas fueron contratadas para desarrollar algunas obras de mampostería, importantes para el proceso. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido