Debate por educación sexual de adolescente

El embarazo precoz de Bristol, una de las hijas de la candidata a la vicepresidencia republicana, Sarah Palin, ha reabierto la polémica en Estados Unidos sobre cuándo y qué decir a los hijos adolescentes sobre la educación sexual.

POR:
septiembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-04

La ‘blogósfera’, en particular, está llena de opiniones a favor y en contra de la educación sexual de menores y, quizá injustamente, de preguntas acerca de si Palin educó bien a sus hijas sobre la prevención de embarazos. Por lo general, los cristianos conservadores se oponen a la educación sexual en las escuelas por temor a que fomente la promiscuidad y, predican la abstinencia premarital. La educación sexual existe en las escuelas públicas, pero requiere un permiso por escrito de los padres para impartirla. En los colegios privados católicos ni siquiera existe como opción y en otros colegios también privados depende de la ideología del centro. Bristol, de 17 años y estudiante de último año de secundaria, ha decidido tener a su hijo, que espera para diciembre próximo, y piensa casarse con el padre de éste, Levi Johnston, un jugador de hockey de su escuela secundaria. Su embarazo ha puesto sobre el tapete el debate nacional sobre si el Gobierno debe o no financiar la educación sexual en las escuelas públicas. Como gobernadora, Palin utilizó un poder especial para recortar este año los fondos estatales para madres adolescentes que necesitan techo a cargo del Estado, de 5 millones a 3,9 millones de dólares. Según la organización Planned Parenthood, que favorece una educación sexual responsable, unas 750.000 adolescentes quedarán embarazadas este año en Estados Unidos, y al menos una de cada cuatro jóvenes tiene una enfermedad sexual contagiosa. “Los adolescentes estadounidenses están bombardeos con mensajes confusos y contradictorios sobre el sexo, cuando lo que necesitan es acceso a información veraz y objetiva sobre la abstinencia, los anticonceptivos y relaciones saludables”, indicó el grupo. El Instituto Guttmacher también aboga por la financiación pública de clínicas de planificación familiar, porque, según sus cálculos, ayudan a prevenir 1,4 millones de embarazos indeseados, de los cuales 600.000 podrían terminar en aborto. EFE '' La campaña de Barack Obama ha insistido en que el embarazo de Bristol es un asunto netamente familiar”. EN COLOMBIA Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2005, adelantada por Profamilia, el embarazo adolescente en Colombia va en aumento al pasar del 19 a 21 por ciento entre el año 2000 y el 2005. Esta cifra era del 13 por ciento en 1990. Lo anterior significa que una de cada cinco adolescentes entre los 15 y los 19 años de edad está o ha estado alguna vez embarazada. Asimismo, el estudio afirma que el 16 por ciento de las menores tiene necesidades insatisfechas de planificación familiar. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido