Debutan en bolsa las acciones de la Organización Terpel

Luego de recibir todas las autorizaciones, llegan al mercado de renta variable las estaciones de gasolina que tienen el 43 por ciento del mercado local y que cuentan con 1.700 accionistas.

Sylvia Escovar, presidenta de la Organización Terpel.

Archivo particular

Sylvia Escovar, presidenta de la Organización Terpel.

Finanzas
POR:
agosto 19 de 2014 - 01:00 a.m.
2014-08-19

Luego de 46 años de historia, Terpel llega a cotizar de forma directa a la bolsa.
Si bien dos de sus accionistas estaban en el mercado la Sociedad Inversiones en Energía (SIE) y Proenergía, estas dejaron de negociarse al anunciarse la llegada de la empresa que cobija a todos los accionistas.
“Lo que hicimos fue fusionar las compañías en una estructura societaria que la hace mucho más simple, mucho más transparente, más clara para entender y hace que el flujo de dividendos sea mucho más fácil a los accionistas”, afirma Sylvia Escovar, presidenta de la Organización Terpel.
En diálogo con Portafolio, la directiva dijo que el consumidor no va a notar cambios, ya que estos son simplemente el tener bajo una misma sombrilla a todos los accionistas, pues la estructura de la compañía era muy compleja.
¿Cuántos accionistas tendrán y cuántas acciones salen al mercado?
Nosotros vamos a tener más o menos 1.700 accionistas. El número de acciones va a depender de los términos de intercambio que se generaron con la fusión, pero puede ser una cifra cercana a los 180 millones de acciones.
¿En qué rango de precio van a estar?
Creo que estaríamos en el rango de los 14.000 a los 16.000 pesos aproximadamente, pero es el mercado el que finalmente fija el precio.
Esperamos que la acción se mueva y sea protagonista del mercado, pues representa una compañía estable, sólida, segura, con planes de crecimiento nacionales e internacionales, entonces uno esperaría que sea una acción de buen comportamiento.
¿Quiénes son los dueños de la Organización Terpel?
Terpel siempre ha tenido inversión extranjera. En el año 2010 entró el grupo chileno Copec, que compró la participación de un fondo inglés.
La diferencia es que antes era un fondo de inversión y los dueños de hoy son una compañía experta en combustibles y quieren estar en el largo plazo con la compañía.
Pero esta es una compañía colombiana. Independientemente de que tenga inversionistas extranjeros, se maneja con cultura colombiana.
Ellos siguen siendo controlantes y la administración sigue siendo colombiana.
Los otros accionistas son los dueños de los que antes eran los siete terpeles (Bucaramanga, Centro, Antioquia, Sur, Norte, Sabana y Occidente).
Esta es una empresa que nació en 1968 de la necesidad de llevar el combustible a todas las regiones del país, de ir a sitios donde otras compañías no llegaban y esa es la verdadera fortaleza de Terpel.
Por eso, si usted mira todos los cambios que hemos tenido, se da cuenta de que esta empresa mantiene las gerencias regionales, porque queremos que las regiones sientan a la compañía como una empresa suya, que está ahí. La Presidencia está en Bogotá, pero esa estructura regional no ha cambiado, ni va cambiar.
¿En qué países están?
En Ecuador, en Panamá, estamos en Perú y México con la marca Gazel (estaciones de gas natural). Tenemos una incursión muy interesante con combustibles de aviación en República Dominicana, allí prestamos el servicio en cuatro aeropuertos, incluido el de Santo Domingo.
En Colombia, prestamos ese servicio y tenemos cerca del 70 por ciento de participación de mercado.
¿Qué proyectos vienen?
Uno de los grandes cambios es que en cada estación Terpel, el consumidor encontrará por lo menos un punto de comidas desde una pequeña tienda a un restaurante con comida de la región.
Pero lo más importante es implementar la cultura “a tu servicio”, servir al consumidor final.
Y para ello tenemos tres pilares: el mejor servicio, infraestructura renovada y precios competitivos (los mejores del microsector donde está la estación).
Entonces, trabajamos en estaciones con un diseño especial, con espacios verdes, plantas, baños impecables, dignos para el consumidor.
Estamos implementando las tiendas de conveniencia.
Trabajamos con nuestra gente en el servicio a las personas.
Y para los precios, miramos el entorno, nos comparamos y buscamos tener el mejor precio en el sector en donde está la estación. Nuestro objetivo es estar en el corazón del consumidor colombiano.
Realmente, nosotros estamos volcando la compañía al usuario.
Casi todas las estaciones tendrán una planta al lado del surtidor para que la gente se sienta mejor.
Esperamos que al final del año tengamos 500 estaciones renovadas (estas serán tanto de afiliados como propias). En total tenemos 2.000 estaciones y creo que en tres años todas estarán renovadas.
Hay en ellas cosas simples pero que gustan. Por ejemplo, hoy hemos hecho la inversión en 190 baños nuevos en nuestras estaciones, dignos y limpios, con sus puertas abiertas al público. Eso es un valor agregado importante para los clientes.
¿Y cómo cerrará el año?
Creo que lo más importante es lograr la cultura del servicio y cumplir el plan de remodelaciones.
En cuanto a las cifras, hoy tenemos una participación de mercado de 43,2 por ciento en combustibles liquidos; tenemos 46 por ciento en gas natural y 70 por ciento en aviación.
Quiero aumentar esas participaciones y ser la número uno en la preferencia de los colombianos.