Tras decisión de Toyota, Ford también suspendió las ventas de algunos vehículos en China

Toyota anunció el retiro de un número indeterminado de vehículos en Europa y de un millón más de autos en E.U. debido a defectos técnicos, generando una nueva caída de su acción en bolsa.

POR:
enero 28 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-28

Por su parte, el fabricante automotor estadounidense Ford suspendió por precaución la venta de ciertos vehículos comerciales en China que sufren los mismos problemas con un pedal de acelerador defectuoso que su rival Toyota, indicó  el jueves un portavoz.

Así mismo, el retiro en Europa por parte de Toyota se debe a un defecto en la concepción del pedal del acelerador, que puede bloquearse cuando está a fondo. El mismo problema ya provocó la retirada de 2,3 millones de autos en Estados Unidos.

La compañía no precisó el número de vehículos ni los modelos y los países implicados por el retiro en Europa, limitándose a informar que entraría directamente en contacto con los propietarios de los autos.

También el jueves el constructor japonés anunció el retiro de 1,093 millones de vehículos en Estados Unidos debido a un problema de alfombrilla que puede bloquear el pedal de aceleración. Este mismo problema ya provocó el pasado otoño boreal la  retirada de 4,2 millones de autos Toyota y Lexus.

El martes, Toyota suspendió la venta y la producción de ocho modelos de automóviles en Estados Unidos debido a un pedal defectuoso, lo que causó el retorno de 2,3 millones de autos, 1,7 millones de los cuales ya habían tenido que regresar al  concesionario para reparar el defecto de la alfombrilla.

El pedal defectuoso, fabricado por una empresa estadounidense, no fue instalado en los coches vendidos en Japón, precisó un portavoz del grupo. A todo ello se añadieron otros 270.000 retiros en Canadá y 75.000 en China, según se anunció el jueves.

Estos retiros y la suspensión de producción y de ventas en Estados Unidos -una medida sin precedentes- suponen un serio revés para Toyota, que en 2008 se convirtió en el primer fabricante mundial tras una espectacular expansión, basada en parte en la  imagen de calidad y fiabilidad asociada a sus coches.

En la bolsa de Tokio, la acción Toyota cayó el jueves 3,91% a 3.560 yenes. En las últimas cinco sesiones, la cotización se desplomó un 15%. Según Shigeru Matsumura, analista de SMBC Friend Securities, los retiros  "afectan la reputación de calidad de Toyota, que es la base de su fuerza".

"La estrategia de Toyota consistía en incrementar su cuota de mercado en América del Norte aprovechando los problemas de General Motors y de Chrysler. Ahora, hay un freno a esos esfuerzos. Esa da una nueva oportunidad a constructores como General  Motors", opinó.

El presidente de Renault y Nissan, Carlos Ghosn, consideró que los problemas técnicos de Toyota y el retiro de millones de sus autos en el mundo van a beneficiar "a corto plazo" a sus competidores.

Estos retiros "tendrán un impacto en el mercado", dijo Ghosn a la cadena estadounidense CNBC, desde Davos (Suiza), donde participa en el Foro Económico Mundial. "Desde luego, los competidores van a beneficiarse de estos problemas a corto plazo",  dijo.

General Motors ya anunció rebajas para los clientes de Toyota. "Es lo que llamamos ofertas de conquista", dijo uno de sus portavoces.

Por otra parte, la agencia de calificación financiera Fitch Ratings indicó que contemplaba reducir la nota de la deuda a largo plazo de Toyota, actualmente de "A+", la quinta mejor en una escala de 22.

Toyota era, hasta noviembre de 2008, el único constructor automotor del mundo en tener la prestigiosa nota "AAA", reservada a los emisores de obligaciones que presentan las mejores garantías de pago. Sus dificultades económicas, añadidas a la crisis  mundial, generaron desde entonces una progresiva degradación de su calificación.

Siga bajando para encontrar más contenido