Los dedos cruzados

Es tanto el nerviosismo que a lo largo de las pasadas semanas ha invadido a los mercados internacionales, que un simple rumor sirve para cambiar la tendencia de los mercados.

POR:
septiembre 27 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-27

Así ocurrió ayer, cuando diferentes medios de prensa reportaron que en Europa avanza una nueva fórmula orientada a darle mucho más músculo al fondo de rescate creado por el bloque comunitario hace más de un año. Según lo que se ha dicho, se están estudiando propuestas que permitirían que, mediante el uso de mecanismos como garantías o seguros, Bruselas pueda comprometer hasta más de un billón de euros en darles la mano a las economías endeudadas en problemas, sin que tenga que recibir nuevos aportes. Otros hablan de la posibilidad de inyectarles dinero a los bancos que deben recapitalizarse y que saldrían golpeados si hay moratorias en el pago de algunos bonos públicos. Si bien nada tiene confirmación oficial, dicha expectativa fue suficiente para que a ambos lados del Atlántico las acciones recuperaran parte de las fuertes pérdidas que experimentaron en días pasados, con lo cual apareció un rayo de esperanza. Debido a ello, la plaza neoyorquina tuvo un avance del 2,5 por ciento, mientras que Fráncfort subió 2,9 por ciento. No obstante, es posible que el entusiasmo dure poco. El motivo es que el más reciente plan de rescate diseñado para Grecia deberá enfrentar varias pruebas de fuego esta semana. Una de ellas es una votación en el parlamento de Finlandia, que no parece muy inclinado a darle la mano a Atenas. Otra tendrá lugar en Alemana y una tercera en Eslovaquia, en escenarios similares. Sobra decir que si el resultado es negativo, el nerviosismo volverá con fuerza. ricavi@portafolio.cohelgon

Siga bajando para encontrar más contenido