Dell quiere reconquistar a los fanáticos de los juegos

Para ganar terreno en ese nicho, el fabricante de PC planea abandonar algunos modelos para concentrarse en la marca Alienware

POR:
mayo 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-13

Dell Inc. está dando un paso sorprendente para revitalizar su negocio de computadoras personales para juegos: dejará de vender varios de sus modelos más populares para concentrarse en la que considera su línea de mejor calidad.

La nueva estrategia forma parte de un plan más amplio de Dell para reestructurar sus negocios. El año pasado, la compañía pasó al segundo puesto en términos de ventas mundiales, detrás de Hewlett-Packard Co., y ahora batalla por recuperar las ganancias en el mercado minorista de PC. Las computadoras para juegos ¿máquinas potentes diseñadas específicamente para ello¿ son un nicho de precios elevados, pero tienden a influir en las tendencias de diseño del resto de computadoras.

Una PC para juegos completamente equipada, con un microprocesador del alto rendimiento, amplio espacio de almacenamiento y modernos gráficos tridimensionales, cuesta en Estados Unidos por lo menos US$2.000. Esto se compara con los US$700 de una computadora de escritorio promedio, según la firma de investigación de mercado IDC.

A partir del próximo mes, Dell empezará a discontinuar cuatro sistemas de juegos que forman parte de su línea XPS de PC. La empresa se concentrará en su marca Alienware, una serie de siete máquinas que adquirió en 2006, como su única línea para los fanáticos de los videoguegos, un grupo en que predominan hombres de entre 18 y 34 años. Una división que combinará el diseño y el desarrollo de juegos supervisará su producción.

El paso de Dell, aunque llega con retraso, es arriesgado. Las coloridas cajas de plástico de Alienware y su tecnología avanzada catapultaron al fabricante a la cima de esta industria de PC para juegos,que genera unos US$12.000 millones en ingresos al año. Pero bajo el control de Dell, que siguió vendiendo sus máquinas XPS como un cruce entre PC para juegos y las máquinas hogareñas, Alienware sufrió.

"Alienware perdió algo de su encanto", dice Ted Pollak, analista de videojuegos de Jon Peddie Research, en California.

Dave Kemick, un estudiante de 20 años de la Universidad de Pittsburgh, dice que eliminó rápidamente Alienware como opción de compra cuando empezó a buscar una PC para videojuegos este año. "Otros (fabricantes) tomaron su lugar", dice.

Arthur Lewis, el nuevo director de la división de juegos de Dell, asegura que Alienware sigue siendo una marca "de alta calidad" en el mercado. La consolidación permite a Dell poner su poderosa máquina de marketing a trabajar bajo una única marca, señala el ejecutivo. La compañía no facilita cifras de ventas de la línea.

El negocio de los videojuegos es importante para la recuperación del fabricante de PC. Dell ha pasado apuros en sus últimas batallas con Hewlett-Packard, que se ha valido de su posición más fuerte en el mercado de consumo para ganar terreno mundialmente. Dell considera a los adictos a los juegos como un grupo cuyas decisiones de compra influyen sobre las de otros compradores potenciales.

Las PC para juegos, que también desempeñan las funciones convencionales de una computadora, como correo electrónico, procesamiento de textos y navegación de Internet, han perdido parte de su atractivo frente a consolas de videojuegos más baratas. Las ventas de consolas de Nintendo Co., Microsoft Corp. y Sony Corp. (que en EE.UU. cuestan entre US$300 y US$500) igualaron el año pasado los ingresos de las PC para juegos. Este año, la ventaja de las consolas podría ser mayor, dice Pollak.

Dell compró Alienware en 2006 y H-P siguió sus pasos adquiriendo a VoodooPC, un fabricante más pequeño conocido por sus diseños innovadores. Las dos compañías esperaban usar su poder global para consolidar un mercado dominado por firmas menores.

Dell intentó impulsar las ganancias de Alienware al unificar la compra de componentes y alcanzar economías de escala. Pero Lewis dice que lograr los ahorros previstos "tomó algo de tiempo" después de la adquisición. Personas al tanto de la situación dicen que a Dell le llevó más tiempo de lo esperado combinar las dos líneas de PC de juegos, y las máquinas XPS terminaron quitándole ventas de Alienware.

Lewis insiste que hay mucho espacio para el crecimiento de la marca, notando que una investigación de Dell entre sus consumidores concluyó que Alienware sigue siendo admirada por los fanáticos de los juegos.

Aunque es optimista, Lewis admite que es un desafío constante dentro de una gran organización como Dell mantener el tipo de estilo afilado y independiente que atrae a los consumidores de videojuegos. "Incluso antes de Dell, ya era un reto mantener esa cultura de irreverencia", dice.

Siga bajando para encontrar más contenido