Demolerán Eldorado y aumentarán la concesión

La Aeronáutica Civil y el consorcio Opaín decidieron demoler la infraestructura actual de la terminal de pasajeros de Eldorado para darle paso a un nuevo edificio que contará con mayor capacidad y funcionalidad. El propósito es contar con una nueva edificación, tanto para vuelos internacionales como para los locales, sin que el proyecto implique un cambio en la fecha de entrega de la última obra, acordada desde un principio con el concesionario para marzo de 2012.

POR:
septiembre 19 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-19

Para ello, las partes firmaron un memorando de entendimiento con el que Opaín asume las inversiones adicionales que requieran las obras (aún no se conoce ese monto), y que serán reconocidas por el Gobierno aumentando los años de la concesión. En ese sentido, según las disposiciones de ley, el tiempo adicional no podrá superar los 12 años. El consorcio tiene un plazo de 15 días, que comenzó a correr desde el pasado 12 de septiembre cuando se concretó el memorando de entendimiento, para entregar cuatro alternativas sobre la forma cómo se ejecutarán las obras, teniendo en cuenta condiciones económicas, técnicas y operativas. Tres expertos independientes, convocados bajo la figura del ‘amigable componedor’, evaluarán las opciones y decidirán cuál es la más conveniente. También definirán en tiempo cuánto plazo más deberá ser extendido el contrato de concesión. El grupo lo conforman el ex director de Planeación, Juan Carlos Echeverry, representando a la Aerocivil; el ex ministro Ramiro Valencia Cossio, por cuenta de Opaín, y Alfonso Orduz, quien representa a la Cámara de Comercio de Bogotá. En ocho meses se sabrá cuál de las cuatro posibilidades escogieron los expertos. Cabe mencionar que cuando fue estructurado el proyecto se estimó un valor del proyecto en 650 millones de dólares para todas las obras acordadas, sin contar con la demolición. “El contrato establece que el único mecanismo de pago es la extensión del plazo de la concesión. El consorcio pretendía en algún momento que se les financiase con dinero y con plazo, pero se definió que los costos adicionales que genere la nueva terminal serán financiados, ciento por ciento, con recursos propios de Opaín. No hay ningún peso del recurso fiscal o de la Aerocivil en esta decisión”, dijo el director de la Aeronáutica, Fernando Sanclemente. De todas maneras, el plan de ejecución final deberá tener aprobación del Consejo Superior de Política Económica y Social -Conpes- y del Confis. Opaín se comprometió a adelantar parte de las obras previstas. “Hacerlo es un hito muy significativo porque se iniciarán las obras en puntos cruciales que no afectan para nada la demolición y traslado de las áreas para los ocupantes de carga”, dijo el gerente de la empresa, Juan Alberto Pulido. La nueva terminal internacional de pasajeros estará ubicada al costado norte de la avenida Eldorado, entre el actual Puente Aéreo que administra Avianca y la antigua terminal de carga nacional. Ese sitio, inicialmente tendrá hasta 13 posiciones de parqueo de naves. La estructura actual en la que son atendidos los pasajeros pasará a ser terminal de pasajeros de vuelos nacionales. En este caso, está previsto moverla 80 metros hacia el occidente. Entre tanto, en donde está el Puente Aéreo quedará la operación regional, mientras que al costado sur de la Avenida Eldorado (frente al Puente Aéreo) estará ubicada la terminal de carga. 65 metros de altura podría tener la torre de control de ser reubicada si así lo deciden los expertos de la figura de ‘amigable componedor’. La estructura actual tiene 38 metros. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido