Denuncian que proyectos de Fondo de Adaptación no avanzan

La entidad estatal asegura que solo se ha ejecutado el 10 % del propuesto asignado. El Fondo, creado en 2010, tiene como objetivo la reconstrucción de las zonas afectadas por el fenómeno de La Niña.

Una de las zonas más afectadas por La Niña en 2010 fue Palmira, Valle del Cauca.

Archivo particular

Una de las zonas más afectadas por La Niña en 2010 fue Palmira, Valle del Cauca.

Finanzas
POR:
mayo 20 de 2015 - 07:54 p.m.
2015-05-20

La Contraloría General de la República presentó ante el Congreso de la República un informe que evidencia el mínimo avance que siguen presentando megaproyectos a cargo del Fondo Adaptación, como la recuperación de La Mojana y el Canal del Dique.

En el caso de La Mojana, del presupuesto asignado se ha ejecutado apenas el 10%. De un total asignado de $600 mil millones, se han ejecutado $61.596 millones.

“La ejecución contractual del proyecto La Mojana por parte del Fondo Adaptación presenta mora, no solo con relación a los compromisos de avance del proyecto, sino respecto de los términos contractuales. Y en muchos casos no hay coherencia entre los avances físicos y los presupuestales de las contrataciones”, asegura la Contraloría.

En cuanto al Canal del Dique, el total asignado es de $1.004.783.258.909 y el total ejecutado es de $98.442.860.806. Y aunque el Fondo Adaptación definió el 2015 como el año de la ejecución, a 31 de marzo de 2015 sólo están en ejecución siete contratos correspondientes a la Fase 0, es decir, obras de mitigación del riesgo y no obras definitivas.  Esto significa que tanto en cantidad como en valor e impacto frente al megaproyecto, los citados siete contratos, no alcanzan a ser el 1 % de todas las obras a ejecutar y de todo el presupuesto asignado para este proyecto.

Por otra parte, el Fondo Adaptación no ha concluido la etapa de estructuración del proyecto Canal del Dique, por cuanto aún están en ejecución procesos de consultoría y estudios que viabilicen muchas de las obras definitivas.

La entidad recuerda que, de acuerdo a prorroga efectuada por el Fondo Adaptación a la ejecución del proyecto, este debe ser culminado en el 2017; sin embargo, a la fecha, mayo de 2015, no se han concluido las obras de mitigación, de la cual la más avanzada apenas alcanza un 28 % de su ejecución. La estructuración de las obras definitivas se encuentra todavía en proceso y no se ha iniciado la etapa de construcción de estas obras.

Para la Contraloría, “es evidente el avance mínimo del megaproyecto reflejado en la mora en la suscripción y ejecución de los contratos y la demora en el inicio de obras que materialicen la mitigación y el proyecto mismo”.

CRÍTICO BALANCE EN ENTREGA DE VIVIENDAS

Según la Contraloría, la misma situación se presenta con el Programa Nacional de Vivienda que ejecuta la entidad, dado que en un acumulado contado desde 2012 hasta terminado el primer trimestre de este año, el Fondo tan solo ha entregado 6.787 viviendas de de 58.087 unidades que debe reponer a igual número de familias damnificadas en todo el país.

En el primer trimestre de 2015 la entidad ha entregado 306 viviendas en zona urbana, lo que representa apenas el 3% de la meta total que se había fijado para este año (11.318).  

“Existe debilidad en la supervisión de convenios y contratos, tarea fundamental para el cumplimiento de las funciones misionales de la entidad para el Programa de Vivienda Nacional, a lo cual se suman el establecimiento de prórrogas reiteradas, alargando significativamente los plazos de ejecución de los convenios y contratos de los operadores zonales”.

La entidad informó que los operadores zonales que presentan incumplimientos son: Comfenalco-Valle del Cauca, Comfandi, Comfama, Colsubsidio, Comfacesar, Comfenalco-Santander, Comfenalco-Cartagena, Comfaguajira y Corporación Minuto de Dios. 

En razón al incumplimiento de los operadores zonales, el Fondo Adaptación retomó la estrategia de la intervención directa, que tampoco ha funcionado si se tiene en cuenta que los 4 contratos de obra, terminado el primer trimestre de este año, aún se encuentran con un nulo avance físico y presupuestal.

La mayoría de damnificados por la Ola Invernal 2010-2011, se encuentran ubicados en la Región  Caribe, sin embargo a la fecha se observa que no hay viviendas entregadas para los departamentos de Córdoba y La Guajira.

La Contraloría General también encontró reparos sobre otros dos proyectos emblemáticos a cargo del Fondo Adaptación: Gramalote y Jarillón de Cali.

Este informe de la CGR fue revelado por la Contralora Delegada de Participación Ciudadana, Floralba Padrón Pardo, en un debate sobre la gestión del Fondo Adaptación convocado por la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República.  

OTROS REPAROS

Al analizar las acciones adelantadas por parte del Fondo Adaptación para atender las afectaciones en el sector salud, La Contraloría advierte una baja ejecución en los avances físicos programados y reales.  

“No hay coherencia y correspondencia entre la ejecución presupuestal y la ejecución física del programa de salud, situación que se refleja especialmente en los  Departamentos de Nariño, Atlántico y Boyacá. Mientras los avances presupuestales son altos, los avances físicos reales, presentan una baja ejecución. Es así, como del total de las 61 intervenciones a nivel nacional, a 31 de marzo de 2015, se han entregado 3 IPS, correspondientes al departamento del Atlántico, quedando en ejecución 3 más para este mismo departamento”, explica la entidad en un comunicado.

Del presupuesto asignado al Sector Ambiente, $367.868.101.000, a marzo se ha comprometido  la suma de $125.441.150.774, que corresponde al 34 % del presupuesto, por lo que aún queda un 66 % por comprometer.

Del presupuesto asignado al Sector Transporte, $2.1 billones, a 31 de marzo de 2015 se han comprometido $1.4 billones, es decir el 67 %, quedando por comprometer el 33 % del presupuesto asignado.

La Contraloría asegura que en las últimas tres vigencias 2011, 2012 y 2013, la entidad no ha fenecido las cuentas del Fondo, el concepto sobre la gestión ha sido desfavorable, y se ha encontrado incumplimiento de metas e indicadores, así como incapacidad de planeación y ejecución para el cumplimiento de los objetivos de la entidad.

La CGR puntualiza informando que adelanta actualmente la auditoría correspondiente a la vigencia 2014.

 ​