Deporte extremo?, ¡ejecutivo a la vista!

Hablar de deportes extremos es escuchar términos como escalada, rappel, montañismo, snowboarding, paracaidismo, parapente, buceo, kayak, rafting, canyoning, enduro, automovilismo (rallies), karts y hasta paintball.

POR:
noviembre 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-18

Y es que en la actualidad, deportes como el tenis o el fútbol han dejado de practicarse con tanta frecuencia entre cierto grupo de fanáticos, porque ahora, más que diversión, la gente busca una real aventura. En esto, los ejecutivos tienen mucha participación, a lo que se suma que Colombia puede ser pionera en el tema, pues su geografía agreste les permite a los deportistas más arriesgados, recorrerla por aire, tierra o bajo el mar. Pero, ¿qué tan extremo es un deporte que miles de personas practican? Mucho. Según el parapentista Edgar Cardona Jamaica, gerente operativo de la empresa Logística 911, los deportes de alto riesgo son los que menos accidentalidad tienen. Esto resulta lógico, ya que un ejecutivo que vuela agarrado a una tela, debe tener las máximas precauciones, pues conoce el riesgo al que se enfrenta. “Nosotros tomamos las máximas precauciones para disfrutar la práctica. Por eso, otros deportes de bajo riesgo tienen mayor accidentalidad”, comenta Cardona. Practicar parapente tiene sus bemoles. Un ala, como la llaman los especialistas, puede costar 3.000 dólares y la silla, el paracaídas de emergencia, el casco protector y un buen barómetro, suman también 3.000 dólares. Jorge Daniel Chica Giraldo, gerente general de Pauta S.A., una empresa que organiza eventos de alta envergadura y quien practica el enduro desde hace 14 años, señala que la seguridad que se tiene al montar esta clase de vehículos es extrema. “Y es que le cuento que tener una moto KTM de 35 millones de pesos, un casco de dos más, unas rodilleras que se mandan a hacer a la medida a Estados Unidos y que salen por cuatro millones, unas botas, pantalones y chaqueta especial que pasan de los dos millones de pesos, es una aventura extrema”, dice. Sin embargo, hay motos de la modalidad de enduro que cuestan solo 22 millones de pesos y algunos aditamentos pueden salir menos costosos. El punto es la seguridad, pues correr a 40 kilómetros por hora por trochas que han abandonado los lugareños, puede resultar peligroso. Otra modalidad es la cuatrimoto, un deporte que se impone entre los ejecutivos del país. En este caso, el vehículo puede estar entre 15 y 44 millones, de la mejor marca. Aunque ese paseo resulta fascinante, tiene mayor grado de dificultad, pues las trochas son igual de angostas que las de las motos y el peso del vehículo es mayor, lo que hace difícil su desplazamiento. Hay ejecutivos que practican varios deportes por temporadas. Álvaro Fuentes, Presidente de McCann World Group, por ejemplo, ha hecho rafting, buceo, kayak, escalada en montaña y automovilismo. Hace unos años, él fue campeón de una Copa Chevrolet Alto que se corrió en Bogotá. ¿Dónde volar? Cerca de Bogotá hay un sitio típico para volar parapente. Se localiza en las afueras de Guasca (Cundinamarca) y se llama el Cerro de las Águilas. En Medellín, hay dos sitios especiales: Cerro Medina y El Matasanos, que se ubica por la vía al mar. También se puede volar en Anserma Nuevo, cerca de Pereira. Las condiciones necesarias para alzar vuelo son la dinámica y la térmica. La primera es el vuelo que se hace con el viento que pega contra la montaña y la segunda, la que utiliza el aire caliente y se asemeja al vuelo de un águila. Fernando Solórzano, el dueño de la Joyería y Platería Solórzano es un empresario colombiano que rompió el récord de permanencia en el aire, al durar nueve horas volando en condiciones perfectas. Más deportes Para hablar de otros deportes debemos mencionar, sin lugar a dudas, el bungee. Este deporte consiste en amarrar de los pies un caucho resistente, el cual se encoge con la caída libre que sufre el deportista, generalmente desde un puente. Se dice que la propuesta nació en 1990. En este momento, el bungee es un deporte con gran número de adeptos a nivel mundial, a tal punto, que existen lugares de salto muy variados en todos los rincones del planeta, desde una plataforma con 180 metros de caída al lado de las cascadas Victoria (África), hasta un teleférico, en Suiza. Otro deporte que también es de aventura se llama rappel y consiste en descender de una montaña por una cuerda, utilizando superficies verticales. El rappel es el sistema de descenso autónomo más ampliamente utilizado, ya que para realizar uno sólo se requiere, además de conocer la técnica adecuada, llevar consigo un poco de equipo y una cuerda. En Colombia hay clubes que se dedican a enseñarlo y Suesca es uno de los sitios ideales para su práctica, pues sus montañas, en forma de pared, lo hacen muy atractivo. Obviamente, el rappel es utilizado en excursiones, montañismo o escalada en roca, pues la técnica del descenso es la que se combina con esos deportes.¡Al agua! Es hora de divertirse Aunque parezca extraño, el rafting o canotaje nació en África hace miles de años. Consiste en navegar en unas canoas, sobre ríos caudalosos. De hecho, antiguamente este era su medio de transporte, pues los nativos llevaban productos, herramientas y alimentos por el río hacia otras poblaciones. Hoy, las canoas ya son inflables para amortiguar los golpes que se dan contra las rocas del caudaloso río. Según los expertos, el rafting se clasifica en seis clases. La número uno es la menos peligrosa y es la que se practica en ríos en los que no hay casi rápidos. La seis, por su parte, es la más caudalosa y mortal del mundo. Los rápidos clase 2, 3, 4 y 5 son los recomendados para turistas. Otro deporte que es practicado por muchos ejecutivos es el buceo. Este deporte extremo es tal vez uno de los más hermosos, pues la paz con la que se descubre el fondo del mar no se puede describir. Su espectáculo comienza en el fondo del mar, donde se puede apreciar un desfile de peces, arrecifes y corales, imágenes en las que se mezclan la belleza, la perfección y la aventura. Bucear es una de las actividades más relajantes y atractivas para el hombre y, de hecho, también hace parte de los deportes extremos más viejos del mundo. “Un buzo que practica el deporte frecuentemente debe tener regulador, baletas, botas, guantes y snorkel propios y eso cuesta más o menos, dos millones de pesos”, comenta Álvaro Fuentes, de McCann. Debe ser practicado con traje de neopreno, chaleco, cinturón de lastre, regulador, tanque de aire, aire, careta, snorkel y aletas. El precio de estos equipos no fue suministrado, porque generalmente son alquilados a las personas que deseen practicarlo. En Colombia hay varios sitos de buceo. En San Andrés y Providencia, en la isla de Gorgona; en El Acuario (Santa Marta); en La Guajira y en Nuquí (Chocó), entre otros. AIRE… FRESCO La práctica de los deportes de vuelo también tiene sus riesgos, aunque menores, según los expertos. Para Edgar Cardona, volar un delta, parapente o ultraliviano, o saltar desde un avión en paracaídas es riesgoso, pero seguro. “En el aire no te vas a encontrar con ningún obstáculo”. Desde hace miles de años el hombre ha sido un imitador del vuelo de los pájaros, del correr de las gacelas y del nadar de los delfines. “Son experiencias que se viven fuera del hábitat humano. El que vuela 10 minutos como un pájaro lo recordará toda su vida”, asegura Edgar Cardona.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido