Depreciación del peso está poniendo al Gobierno en aprietos

Los miembros del Banco de la República están divididos: si elevan la tasa de interés para sofocar el aumento de la inflación o si la dejan sin cambios, para evitar más daños en una economía que se espera que crezca a su ritmo más débil en seis años.

dólar

Portafolio

dólar

Finanzas
POR:
agosto 20 de 2015 - 05:47 p.m.
2015-08-20

Para los comerciantes, el Emisor no tendrá más remedio que subir los tipos de interés pues un peso débil empuja hacia arriba los precios de los bienes.

"Esta va a ser una cuestión de criterio muy difícil para el Banco de la República," comentó Mike Moran, estratega de Standard Chartered Plc.

"Ellos están en una encrucijada política donde reconocen la desaceleración de la economía", agregó el analista.

Según un sondeo elaborado por Bloomberg, la Junta del Banco mantendrá la tasa clave sin cambios en 4,5 por ciento en su próxima reunión. Sin embargo, algunos codirectores votaron en la reunión de julio por un aumento de tasas.

Munir Jalil, economista jefe de Citigroup Colombia, dijo que es poco probable que el Banco de la República eleve las tasas debido a la velocidad con que la economía se está deteriorando.

Las autoridades monetarias recortaron su pronóstico de crecimiento 2015 por tercera vez el 31 de julio. El nuevo pronóstico estima que la economía se expandirá un 2,8 por ciento, por debajo de la proyección anterior de 3,2 por ciento.

Colombia, que recibe cerca de la mitad de sus ingresos de las exportaciónes de petróleo, prevé que el déficit de cuenta corriente de 5,8 % del PIB será el más grande desde 1980.

En un informe de la semana pasada, Morgan Stanley dijo que Colombia es una de las 10 monedas más vulnerables después de que China devaluara el yuan.

“La depreciación ha empeorado y ahora está inclinando la balanza hacia mayores alzas en la tasa de cambio", indicó Daniel Escobar, analista jefe de Global Securities.

Por otra parte, la deuda local del país ha dejado a los inversores extranjeros con las peores pérdidas en América Latina después de Brasil.

NO TODO ES MALO, EL PAÍS ESTÁ SIENDO MÁS COMPETITIVO

Colombia puede terminar el año como el ganador en términos de exportaciones del grupo de mercados emergentes.

El tipo de cambio real efectivo, una medida que mezcla datos de comercio y de inflación ponderada, se ha depreciado un 24 por ciento en los últimos 12 meses.

Esa es la mayor cifra entre los nueve países en desarrollo, según un estudio realizado por Brown Brothers Harriman con datos de análisis del Banco de Pagos Internacionales.

Cuando el indicador cae significa que las exportaciones se vuelven más baratas y más atractiva para los compradores.

“Colombia ha ganado mucha competitividad con respecto a sus socios comerciales ", expresó Ilan Solot, analista de Brown Brothers Harriman.

“Este hecho será un factor de ayuda para que Colombia se recupere y compense las pérdidas que está teniendo debido a la caída en los precios de las materias primas que exporta", explicó.

Por su parte, José Darío Uribe, gerente del Banco de la República, señaló al Congreso que el declive de la moneda es una respuesta natural al retroceso de las cotizaciones de crudo: "Este suceso monetario deberá ayudar a impulsar la competitividad de los productos colombianos en el exterior".

El índice personalizado de Bloomberg, que hace seguimiento a 20 monedas de países en desarrollo, ha caído 21 por ciento en los últimos 12 meses debido a que los precios de los productos básicos han perdido valor en los mercados. Además, la desaceleración de China y el aumento de rendimiento de los bonos a corto plazo en los Estados Unidos alejan a inversores internacionales de esos mercados.

Con información de Bloomberg