La depuración del lenguaje futbolístico

La depuración del lenguaje futbolístico

POR:
octubre 19 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-19

En el fútbol el idioma español también trata de defenderse con el tiempo frente a los extranjerismos. Es curioso observar que este deporte ha ido castellanizando su repertorio léxico, mientras en otras disciplinas como el béisbol, el boxeo y el baloncesto (solo por mencionar algunas) se habla cada vez más una especie de ‘espanglish’. /Catcher/ (receptor), /pitcher/ (lanzador), /first baseman/ (primera base), son hoy expresiones muy comunes al béisbol. De la misma manera que /dribling/ (finta o gambeta), /pivot/ (jugador de mayor altura), /umpire/ (árbitro auxiliar), /playmaker/ (creador de juego), son anglicismos típicos del baloncesto. Ni hablar del boxeo. /Round/ (asalto), /jab/ (golpe directo), /uppercut/ (golpe con gancho), /knock out/ (fuera de combate), /ring/ (cuadrilátero) y /ring side/ (primera fila), etc., sobran entre los locutores y periodistas de esta disciplina. No es extraño escuchar a algunos de ellos cuando, sin inmutarse, hablan del peso /fly/ (peso mosca). Pero el fútbol, a pesar de su origen inglés, tiene ese extraño valor de ir tomando identidad en el idioma español. Ejemplos precisos en el balompié son saque de esquina en vez de /corner/, árbitro en lugar de /referee/, juez de línea o abanderado en lugar de /linier/ y fuera de lugar y no /offside/. La expresión /corner/, tan utilizada en el pasado, hoy está en desuso; es casi arcaica entre la mayoría de comentaristas y locutores. Ahora se prefiere ‘saque de esquina’ o ‘tiro de esquina’, nominación más clara, más sencilla y más entendible. Pero esto no quiere decir que casi todos los cronistas estén en el plan de depurar el léxico futbolístico para liberarlo de ciertos anglicismos innecesarios. Aún persisten algunos términos comúnmente empleados. No falta quien mencione el partido Colombia /Versus/ (vs) Brasil. /Versus/, es una voz que suele emplearse para oponer a dos equipos o rivales con el significado de ‘ante’ o ‘contra’; sin embargo, esta palabra latina significa ‘hacia’. No debe utilizarse este término, a no ser que se aclare su significado. Otros ejemplos muy frecuentes, pero también aceptados son: /Fair play, /aunque es mejor decir juego limpio. Si se la emplea es necesario usar comillas. /Fan/: pude decirse mejor aficionado, hincha, seguidor, forofo. /Goal average/: fórmula aritmética que permite establecer la clasificación final de dos o más equipos empatados a puntos. Tradúzcase por diferencial, gol promedio o gol diferencia. /Doping/: prefiérase mejor dopaje. Y el tan utilizado, /escuadra/, es un italianismo que no debe sustituir a la voz española ‘equipo’. La lengua española es lo suficientemente rica como para necesitar del uso de voces extranjeras. Sin embargo, el uso y las costumbres deportivas hacen que en el léxico de cada disciplina abunden las palabras de origen foráneo. Expresiones que en buena hora el fútbol ha ido desechando. Fabio Arévalo Rosero

Siga bajando para encontrar más contenido