Derechas e izquierdas | Finanzas | Economía | Portafolio

Derechas e izquierdas

“Para godos, los liberales de Rionegro”, era una de esas frases célebres del siglo pasado que mostraba la confusión ideológica entre los dos partidos políticos tradicionales en Colombia que permitía a algunas personas pertenecer al Partido Liberal, cuando tenían en realidad convicciones muy ‘godas’, es decir, conservadoras al extremo. Esta confusión tuvo su máxima expresión histórica en el Frente Nacional donde tuvimos funcionarios y hasta presidentes del Partido Liberal con marcado talante conservador y que aplicaron políticas de derecha. Como resultado se diluyeron las fronteras ideológicas entre los dos partidos, aún antes que Fukuyama anunciara, después de la caída del muro de Berlín, el fin de la historia y la muerte de las ideologías.

POR:
mayo 16 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-16

A pesar de que la historia mundial de las dos últimas décadas ha demostrado el error de quienes creían muertas las ideologías, y a pesar de que la evolución reciente de Latinoamérica ha demostrado la supervivencia de diferentes proyectos políticos de izquierdas y de derechas, en Colombia todavía hay quienes pretenden soslayar la existencia de esas diferencias para convocar a un unanimismo sin principios ni ideas diferentes al seguimiento del caudillo. En efecto, en una de sus intervenciones de campaña electoral el presidente Uribe afirmó: “Se propone una división equivocada en el continente. Insisten en que los países se tengan que marcar en cualquiera de los extremos de la división polarizante de izquierda y derecha. Yo no creo. Pienso que eso es obsoleto, polarizante e impráctico”. “Era una división que tenía razón de ser cuando el continente todavía enfrentaba la pesadilla de las dictaduras. Aquellos luchadores que se propusieron derrotar esas dictaduras, combatirlas, se ubicaron en lo que era el pensamiento de izquierda que había sido denominado en Europa para enfrentar las dictaduras de Mussolini y de Hitler. Pero hoy América Latina, comprometida toda con la regla democrática, ha dejado atrás esa división”. Es un grave error conceptual, del Presidente o de José Obdulio, pensar que la diferencia entre izquierdas y derechas se reduce a la posición frente a las dictaduras; más aún, en ese punto puede que no haya diferencia pues han existido dictaduras de izquierda así como partidos de derecha opuestos a las dictaduras. Como dice el filósofo Norberto Bobbio “existen tanto a izquierda como a derecha movimientos y doctrinas libertarios y autoritarios, porque el criterio de la libertad sirve para distinguir el universo político no tanto respecto a los fines como respecto a los medios”. Bobbio también da la clave para establecer la verdadera diferencia entre la derecha y la izquierda, que “es la diferente actitud que las dos partes muestran sistemáticamente frente a la idea de igualdad”. Los partidos y movimientos de izquierda enfatizan la equidad: no la utopía de una sociedad donde todos sean iguales, sino las políticas que “se caracterizan por la tendencia a remover los obstáculos que convierten a los hombres y mujeres en menos iguales”. Las políticas de derecha, por el contrario, no dan prioridad a estas políticas y en muchos casos propician otras que aumentan la desigualdad. Bobbio recuerda que en la época del fascismo italiano decían que esta preocupación por la igualdad era “redundante charlatanería”, y ahora el candidato-presidente la denomina “demagogia de la distribución”. En este contexto se entiende por qué se puede afirmar que las políticas económicas del presidente Uribe son políticas de derecha, respetables dentro de la pluralidad democrática pero de derecha: porque no dan la prioridad exigida por la Constitución al gasto social, porque con la reforma laboral disminuyeron lo ingresos de los trabajadores, porque rebajan impuestos a los grandes empresarios mientras aumentan el IVA a los consumidores, porque dan más subsidios para vivienda a los estratos altos que a los pobres, porque han ignorado el mandato constitucional de democratizar la propiedad, entre otras varias razones. En América Latina cada vez se da más importancia a disminuir la desigualdad y se inclina más hacia la izquierda. ¿Seguiremos en Colombia en contravía, apoyando políticas de derecha? Consultor privado "En América Latina cada vez se da más importancia a disminuir la desigualdad y se inclina más hacia la izquierda”.

Siga bajando para encontrar más contenido