Desaceleración desanima la inversión para el 2009

En medio de una caída en la demanda, una reducción en la producción y un estancamiento de las ventas, varios empresarios han optado por frenar y aplazar los nuevos proyectos para el 2009.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Esa es la conclusión de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta que dio a conocer ayer la Andi correspondiente a septiembre. Al señalar que preocupa el curso que toma la inversión productiva que aun mantiene un buen nivel, el gremio advierte que el 49,2 por ciento de los encuestados tiene proyectos de inversión para el año entrante, lo que muestra una tendencia decreciente de este porcentaje. Una cifra parecida, 47,9 por ciento no se veía desde el 2002 porque desde entonces el ánimo de los empresarios por nuevos proyectos había sido creciente hasta en un 72 por ciento de ellos. De hecho, en septiembre del 2007 el nivel de respuesta llegó a 62,9 por ciento. Por su parte, el 43,9 por ciento de los empresarios afirmó que no tiene programas de inversión para el año entrante. Otro 6,9 por ciento aseguró que sus proyectos están aplazados. Entre quienes afirman estar dispuestos a emprender nuevos planes productivos, la mayoría -78,9 por ciento- dice que lo hará con recursos propios. Al lado de la tendencia a menores planes de inversión, el clima de los negocios sigue siendo alto a juicio de la Andi. Es así como 59,6 por ciento considera que la situación de su empresa es buena, mientras que otro 29,4 por ciento tiene mejores expectativas para el inmediato futuro. En septiembre del 2007 los porcentajes fueron de 69,8 y 41,8 por ciento, respectivamente. Sin embargo, un 44,3 por ciento dice que su empresa ha sentido “mucho” la desaceleración de la economía. 1,1 por ciento es la caída en las ventas que arroja la encuesta mensual que hace la Andi. También cae la producción industrial La misma encuesta mensual de la Andi arroja una caída en la producción de 1,1 por ciento, siendo 15 de los 24 sectores los que arrojan resultados negativos. Entre los sectores con caídas por encima del 10 por ciento sobresalen vehículos automotores y sus motores (33,9 por ciento); hiladuría, tejeduría y acabados (20,9 por ciento); autopartes para vehículos automotores (16,7 por ciento), hierro, acero y fundición de metales (13,7 por ciento). Por su parte, las ventas totales de los industriales muestran un estancamiento con un crecimiento del 0,4 por ciento. Dentro de las totales, las ventas del mercado nacional crecieron 0,1 por ciento. Los mismos sectores que tuvieron producción negativa tienen caídas notorias en sus ventas. La encuesta advierte que el indicador de la utilización de la capacidad instalada se situó en 79,1 por ciento en septiembre, por debajo del 82,7 por ciento del que se reportó en el mismo mes del 2007. Para la Andi, “si bien la actividad económica ha sentido el impacto de la desaceleración en algunos indicadores, la confianza y la capacidad productiva de los empresarios se mantiene en buenos niveles”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido