La desaceleración mundial llega a Europa

La mayor preocupación de la autoridad monetaria europea sigue siendo el comportamiento al alza que han venido presentando los precios de la economía. Esta preocupación se reflejó en el comunicado del Banco Central Europeo (BCE), en el cual se hizo referencia a que a pesar del debilitamiento de la economía de la zona, la inflación se mantiene alta y hay riesgos de que las presiones inflacionarias se eleven.

POR:
septiembre 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-11

En las últimas semanas se han conocido cifras de actividad económica y de comportamiento de precios en Europa, que no son alentadoras. La región viene presentando una menor dinámica de crecimiento económico en medio de mayores presiones inflacionarias, tal como lo demostró la publicación del Índice de Precios al Productor (IPP) de la Zona Euro, el cual pasó de un incremento anual del 8 por ciento en junio, a 9 por ciento en julio. A su vez, durante la semana pasada se conoció una caída en las ventas al por menor en julio de 2,8 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. Este factor, sumado a que el crecimiento del PIB en la zona euro en el segundo trimestre fue de 1,4 por ciento (frente al 1,5 por ciento de un trimestre atrás), continuó generando preocupaciones sobre la situación económica en ese continente. Del mismo modo, las proyecciones de crecimiento para el corto plazo fueron revisadas a la baja en la última reunión del BCE mientras que las proyecciones de inflación fueron revisadas al alza. El BCE estimó un crecimiento del PIB del 1,4 por ciento para el 2008 y de 1,2 por ciento para el 2009, en contraste con el 1,8 y 1,5 por ciento proyectados hace tres meses. Mientras tanto, el BCE estimó una inflación de 3,5 por ciento para el 2008 y de 2,6 por ciento para el próximo año. Este menor ritmo de crecimiento, según la entidad, obedece al impacto negativo que tendría la desaceleración de la economía de Estados Unidos sobre las diferentes economías, y el impacto rezagado de los altos precios de los commodities sobre los demás precios de la economía. Ante la publicación del comunicado y del recorte de expectativas de crecimiento del Banco Central Europeo, tanto el mercado accionario europeo como las monedas de la región, han registrado descensos importantes. El índice Eurostoxx (ponderado por las 50 principales acciones de la zona euro), que se había ubicado por encima de los 4,400 puntos a comienzos del 2008, cayó cerca del 4,1 por ciento durante la semana (más de 130 puntos) y se ubicaba el viernes pasado por debajo de los 3,250 puntos. Mientras tanto, el euro y la libra esterlina han caído cerca de 3,52 y 4,61 por ciento en las últimas dos semanas, respectivamente. Corficolombiana espera que a medida que la economía global se continúe desacelerando, el cambio en la tendencia de los precios de las materias primas se confirmaría como consecuencia de una menor demanda de los mismos. Lo anterior relajaría en gran parte las preocupaciones inflacionarias, por lo que los Bancos Centrales tendrían un margen de maniobra más amplio para fomentar políticas de expansión monetaria en el mediano plazo y así dinamizar el crecimiento económico.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido