Desalojan predios en donde construirán El Quimbo

Por la fuerza fueron sacados varias personas que invadían el predio en el Huila, en protesta por la construcción de hidroeléctrica.

Desde enero se habían montado ranchos en el margen del río.

Archivo Portafolio.co

Desde enero se habían montado ranchos en el margen del río.

Finanzas
POR:
febrero 15 de 2012 - 03:15 a.m.
2012-02-15

Con gas lacrimógeno y por la fuerza, fueron desalojadas ayer más de 600 personas que se habían tomado un predio en la localidad de Domingo Arias, en el municipio de Paicol Huila, como protesta por el desvío del río Magdalena, que realizará la multinacional energética Emgesa, dentro de las obras para la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo que debe estar lista en el 2014.

Como resultado del choque entre las personas y agentes del Esmad, dos hombres resultaron heridos, uno de ellos con un golpe en la cara que tuvo que ser remitido a Neiva. Entre la gente que ocupaba el predio había mujeres y menores.

A las 9:30 de la mañana se inició la operación con 150 hombres del Esmad que atravesaron el río Magdalena en canoa mientras otros llegaron por la montaña para rodear a los manifestantes.

La Policía impidió por varios minutos el ingreso de los medios de comunicación a la zona y así evitó que los momentos más dramáticos del choque fueran registrados por la prensa.

“No se escondió ningún momento del operativo; solamente que debía entrar primero la policía y después los periodistas”, indico el General José Vicente Segura, comandante de la regional II de la Policía.

Desde enero de este año, campesinos, pescadores y mineros, entre otros oficios de la región, habían montado ranchos de madera y cartón en el margen derecho del río ( a 5 minutos del Puente del Paso del Colegio) lo que había impedido la ejecución de la obra.

“Es un atropello contra los derechos humanos.

Pero nos queda la satisfacción que mientras Emgesa, amparada por el Gobierno Nacional, tuvieron que usar la fuerza y la violencia, nosotros todo el tiempo hemos recurrido a la protesta pacífica, a los argumentos jurídicos y al derecho internacional para defender nuestro territorio”, dijo Millar Dussán, líder de Asoquimbo, organización que reúne a las comunidades que deben salir de la región que va a ser inundada por la represa.

El desalojo se produjo luego de una orden judicial proferida por el alcalde del municipio de Paicol.