A descanso mandó Colmotores unos 1.120 trabajadores y desvinculó a otros 352

La planta de producción en Bogotá se encuentra paralizada desde el lunes, aunque el receso por dos semanas (del 21 de julio al 4 de agosto) será remunerado.

POR:
julio 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-23

La decisión de suspender actividades se debe al crecimiento del inventario. Las horas no trabajadas deberán ser compensadas cuando la empresa General Motors Colmotores (ensambladora de marcas como Chevrolet) lo requiera, dijo el vicepresidente de Recursos Humanos, Luis Enrique Landínez.

Al parecer, la caída de 22 por ciento en las ventas de vehículos comerciales y de uso particular en el primer semestre del año, respecto al mismo periodo del 2007, y la consecuente baja en la facturación de autopartes, comenzó a tener efectos dramáticos en el sector.

La decisión no es compartida por Félix Herrera, presidente de Sintraime, organización a la que pertenece el sindicato de Colmotores.

Los fabricantes de autopartes no están mejor. Según Camilo Llinás, presidente de Acolfa, gremio del sector, alrededor de mil puestos de trabajo en empresas de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga se han perdido por la desaceleración de la producción. Y se anuncian más despidos para la semana próxima.

Por no hablar de la inversión en maquinaria y en equipos destinados a aumentar la productividad, o del proyecto de una nueva ensambladora en la capital colombiana, que se aplazaron.

¿Cuáles son las causas de este pequeño terremoto en el mercado laboral y en la operación de ensambladoras y fabricantes de autopartes? Las respuestas apuntan a varios factores, que actúan de manera simultánea.

Llinás menciona el Decreto 2450 del Ministerio de Transporte, expedido el 4 de julio, que obliga a chatarrizar una tractomula vieja para poder matricular una nueva. Quien no lo haga debe adquirir una póliza por un valor de hasta 70 millones de pesos, lo cual encarece y frena la renovación del parque automotor.

Algo similar ocurre, agregó el presidente de Acolfa, con la Resolución 2658, que prohíbe matricular camionetas de doble cabina para el servicio público (carga y pasajeros), y que golpea la actividad de importadores, ensambladoras, fabricantes de autopartes, proveedores y, por supuesto, el empleo.

El aumento en las tasas de interés (el Banco de la República decidirá este viernes si las mantiene o las cambia) también ha desestimulado las compras de vehículos, comenta Llinás, afirmación compartida por Landínez, quien señala que, a pesar de la disminución de los precios, los clientes deben pagar hoy mucho más por sus créditos.

Por ejemplo, para comprar un Spark, el vehículo más económico de la ensambladora, un crédito por el 70 por ciento del precio, a 36 meses de plazo, que tenía cuotas mensuales de 590.692 pesos, hoy se ofrece con mensualidades de 654.082 pesos, un aumento del 10,7 por ciento.

Además, advierte el directivo de Colmotores, los consumidores se endeudaron por encima de su capacidad de pago y la cartera vencida viene aumentando notoriamente, lo que ha hecho que las financieras endurezcan los requisitos para la aprobación de nuevos créditos.

El descenso de 63,8 por ciento de las exportaciones es otro factor que ha contraído la producción. La política del presidente Hugo Chávez para el sector automotor fijó unos cupos de importación. A Colombia le correspondieron algo más de 16.000 unidades para este año, cerca de la tercera parte de los exportados en el 2007 y las ventas, principalmente a Venezuela, a donde se despachaba el 70 por ciento de la facturación externa de las ensambladoras locales.

El sector confía en que uno de los resultados de la visita del presidente Uribe hace 15 días a Venezuela, donde se reunió por varias horas con Chávez, sea la de aumentar significativamente el cupo mencionado.

'El sector caerá 13 % este año'

Luis Enrique Landínez, vicepresidente de Recursos Humanos de General Motors (GM) Colmotores, habla sobre la situación actual de la empresa.

¿Cuál es la situación actual del mercado en el que participa GM Colmotores?

Reducción de las exportaciones de General Motors Colmotores a Venezuela en cerca de 11.000 vehículos de diferentes modelos, a raíz de la política automotriz venezolana (que restringió las importaciones).

¿Y en el mercado interno?

A comienzos del 2008 teníamos previsto un mercado total en Colombia de 300 mil unidades, de las cuales aspirábamos tomar 112.500, lo que representaba una participación para GM Colmotores de 37,5 por ciento del mercado.

¿Cuál es el pronóstico para todo el año?

En los primeros seis meses la industria se ha reducido en 7 por ciento; los pronósticos indican que al cierre de 2008 tendrá una disminución de 13 por ciento con respecto al 2007. Actualmente, basados en los volúmenes del mercado en el primer semestre, nuestros estimados contemplan un mercado en 2008 de 220.000 unidades, de las cuales 81.603 serán de GM Colmotores, manteniendo el 37 por ciento de participación.

Siga bajando para encontrar más contenido