La descentralización requiere mayor eficiencia

Según lo señala Anif, para aplicarla verdaderamente, Planeación Nacional debería convertirse en el soporte técnico de las regiones por excelencia.

El SGP rondaría incrementos de 3,6 o 3,7 % del PIB a finales del 2016.

Archivo Portafolio.co

El SGP rondaría incrementos de 3,6 o 3,7 % del PIB a finales del 2016.

POR:
febrero 25 de 2014 - 02:08 a.m.
2014-02-25

Más que incrementar los recursos para las regiones del país, en nombre de la descentralización fiscal, lo que se requiere es lograr ejecuciones territoriales más eficientes en cabeza de Planeación Nacional.

A esta conclusión llega el gremio de instituciones financieras (Anif), tras un informe en el que realiza un diagnóstico de los recursos que se distribuyen en las regiones colombianas, los cuales alcanzan ya niveles similares a los de países federados, como Brasil y Argentina.

“Colombia ha sido un caso peculiar de aceleración de la descentralización. La ejecución de gasto territorial representa actualmente cerca de 44 por ciento, un panorama no muy diferente al de los llamados Estados Federados de Brasil o Argentina”, indica el estudio.

Los recursos que llegan a las regiones colombianas, en aras de la descentralización, no son de poca monta.

Según señala Anif, en años como el 2001, la coparticipación territorial de las transferencias llegó al 6,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El Sistema General de Participaciones (SGP, es decir, las transferencias directas de la Nación a las regiones para salud, educación y acueducto) no puede dejar de crecer menos de 3 por ciento, incluso, si la economía no se expande. “Nuestros cálculos más recientes sugieren que, con crecimientos de la economía del 4,8 por ciento en promedio, en los próximos años, el SGP rondaría incrementos de 3,6 o 3,7 por ciento del PIB a finales del 2016”, indica el informe.

No obstante, los gobernantes territoriales reclaman más autonomía fiscal, con el argumento de que les entregaron nuevas funciones, pero no más recursos.

Recientemente, la Federación de Departamentos volvió a poner sobre el tapete la necesidad de distribuir mejor los ingresos provenientes de los impuestos nacionales, teniendo en cuenta que la participación tributaria de los departamentos es solo del 6 por ciento, mientras que la de los municipios es del 12 y la de la Nación es del 82 por ciento.

Pero para Anif, el verdadero desafío no está en más recursos, sino en “lograr ejecuciones territoriales más eficientes”, teniendo en cuenta que en las regiones ha habido “mala aplicación de los recursos públicos, con robos permanentes, corrupción rampante y, sobre todo, gasto territorial atomizado”.

Incluso, destaca Anif, el ejercicio más reciente de descentralización de recursos, el de la distribución de las regalías en todo el país, ha sido para el gremio “otra oportunidad perdida”.

En buena medida -expresa el informe-, “ese fracaso obedece al haber renunciado al liderazgo del Gobierno Central, al no aplicar los recursos a los grandes proyectos de infraestructura de interés nacional-regional”.

La propuesta de Anif, para aplicar una verdadera descentralización fiscal, es que “Planeación Nacional se convierta en soporte técnico regional por excelencia, delegando sus funciones sectoriales en los ministerios pertinentes”.

Siga bajando para encontrar más contenido