Desempleo en Colombia terminó el 2009 como lo comenzó: aumentando

La desocupación en diciembre completó 18 meses de incremento. La tasa en el mes fue de 11,3% y en el año, 12%.

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

Cuatro de cada diez trabajadores laboran por cuenta propia; seis de cada cien lo hacen gratis; la tasa de desempleo lleva creciendo año y medio ininterrumpido, y el flagelo golpea más a las ciudades.

Esos son los signos del drama, agravado con la crisis económica, que llevó a que en diciembre del año pasado la tasa de desempleo fuera 11,3 por ciento, 0,7 puntos por encima que diciembre del 2008, y que en todo el año, el desempleo promedio fuera de 12 por ciento, también 0,7 puntos más que el promedio del 2008.

En promedio, durante el año, hubo 297.000 desempleados más que en el año antepasado. De acuerdo con el Dane, en diciembre había 2'434.000 trabajadores desocupados, 335.000 más que en diciembre del 2008.

La desocupación del pasado diciembre es la más alta para ese mes desde el 2006, cuando marcó 11,8 por ciento. Al mismo tiempo, el Dane reportó que 19'101.000 personas tenían alguna ocupación en diciembre, 1,4 millones más que en igual mes del 2008. El empleo creció 8 por ciento, la mitad de lo reportado para el aumento de la desocupación.

El aumento simultáneo del número de ocupados y de desempleados ocurre porque ante la difícil situación económica más personas -jóvenes, amas de casa, pensionados-, salen a trabajar y muchos de ellos que se ocupan en el rebusque o en actividades de la familia, incluso sin remuneración, se consideran como nuevos empleos.

Sin embargo, como lo anota un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en las economías en desarrollo la ocupación total ha crecido y, como en el caso particular de Colombia, las mayores cifras tienen que ver con el empleo precario: rebusque e informalidad.

Así, por ejemplo, la categoría ocupacional que más creció en el último trimestre (octubre-diciembre) fue la de los trabajadores familiares sin remuneración, con 59,7 por ciento, seguida por las del empleo doméstico (15,9 por ciento) y los trabajadores por cuenta propia (15,1 por ciento).

De acuerdo con el director del Dane, Héctor Maldonado, el desempleo en el cuarto trimestre del 2009 fue 11,3 por ciento, un aumento de 0,8 puntos respecto al mismo periodo del 2008. El mismo Gobierno y centros de investigación, como Fedesarrollo, han señalado que la desocupación se mantendrá alta a corto plazo. Incluso la entidad de análisis socio-económico estima que llegará a niveles de entre 13 y 14 por ciento.

Julio Roberto Gómez, secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT), reiteró su preocupación por las crecientes cifras de desempleo y llamó al Gobierno y al sector empresarial a diseñar conjuntamente, en la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, una política de empleo que genere puestos de trabajo de calidad, lleve tranquilidad a los hogares y empuje una vigorosa reanimación de la economía.

Subempleo también subió

El subempleo, en las dos categorías en que lo clasifica el Dane, subió tanto para diciembre, como para el último trimestre y el año completo. Para este último, el subempleo objetivo pasó de 9,6 a 10,9 por ciento.

En las 13 principales áreas metropolitanas, la desocupación en el trimestre octubre-diciembre pegó un salto de 1,6 puntos hasta 12,3 por ciento. Para el año completo quedó en 13 por ciento, 1,5 puntos más que en el 2008.

La mayoría de las 9'135.000 personas ocupadas en el cuarto trimestre del año pasado, 26,5 por ciento, laboraban en la actividad comercial, los restaurantes y los hoteles; seguida por los servicios comunales, sociales y personales (19,3 por ciento), agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (18,4 por ciento) y la industria manufacturera (13,4 por ciento).

Y precisamente de los establecimientos de comercio, restaurantes y hoteles provienen 319.000 trabajadores de los 1,1 millones que aparecen reportados para ese trimestre como que han perdido su empleo, seguidos por los de servicios comunales, sociales y personales (247.000) y la industria manufacturera (189.000).

Más de 8 millones trabajan por cuenta propia

En esa categoría se encuentran 8'373.000 trabajadores, que superan en cerca de 1,1 millones a las de empleados particulares (6'453.000) y del Gobierno (834.000, 37.000 menos que doce meses atrás), que son las formas de vinculación más cercanas a lo que puede considerarse una relación laboral formal.

La ocupación total del país crece jalonada por el aumento de los trabajadores familiares sin remuneración, que superaron el millón, los cuenta propia y los del servicio doméstico; de estos últimos se contabilizaron 714.000, es decir 98.000 más que en el 2008.

Siga bajando para encontrar más contenido